22 de enero de 2013

GRAN HERMANO HA VUELTO



  Gran Hermano ha vuelto a Tele5. El Gran Hermano I que vivió y murió, según programa, durante el pasado año, ha resucitado en la forma de Gran Hermano II. Los aínos, cuando daban muerte ceremonial al oso, sacrificaban anualmente al animal y le decían: «Te matamos para que puedas volver de nuevo entre nosotros el año que viene». Pero el Gran Hermano II no puede volver como una reproducción clónica del Gran Hermano I. Comienza, eso sí, por parecerse mucho a él, es el mismo programa, incluso cuenta con Mercedes Milá que es la misma en persona, y además, insustituible. Pero el Gran Hermano II ya no puede ser el mismo en persona y está por ver si resulta ser una mera reproducción de Gran Hermano I, y acaso una reproducción mejorada.

  Está por ver, porque lo que caracterizó esencialmente al Gran Hermano I no fue sólo su «contenido escénico», desplegado a lo largo de 90 días, sino la gran masa de público que llegó a arrastrar, a veces hasta más de 10 millones. Esto fue lo que constituyó la esencia de Gran Hermano I, lo que hizo de él un acontecimiento «inusitado y revolucionario» en la vida de la televisión.

   Una novedad que no podría cifrarse únicamente en el terreno del éxito económico que el programa significó para la empresas promotoras en su lucha por la vida con las demás empresas de la competencia. El indudable y sorprendente éxito comercial de Gran Hermano I fue sólo el reflejo contable de una novedad mucho más profunda que desbordaba («arrasaba») el marco mismo de la competencia entre las cadenas. Porque el asombroso incremento de audiencias que suscitó el Gran Hermano I no puede considerarse como una circunstancia añadida a un programa (a sus contenidos escénicos) cuyos méritos o deméritos pudieran juzgarse «por sí mismos». Los millones y millones que siguieron Gran Hermano I constituyeron no una circunstancia externa al programa, sino una parte sustancial del programa mismo.

  Y de esto no se enteraron tantas y tantas gentes –críticos, tertulianos, periodistas, intelectuales, universitarios, sociólogos, políticos relevantes tanto de izquierdas como de derechas– que sólo quisieron o pudieron juzgar al programa por sus «contenidos escénicos». Algo así como si juzgasen la transmisión en directo del derrumbamiento de una casa y de las maniobras de rescate de los trabajadores atrapados en los escombros en función de la «vulgaridad» y escaso oficio en cuanto actores de los bomberos.

  ¿Y cómo lograr poner entre paréntesis, como si fuese una «cantidad despreciable» al gran público que, según nuestra hipótesis, formaba parte interna del Gran Hermano? Despreciándolo y atendiendo sólo a lo que ellos, pese a ser demócratas convencidos, consideraron esencial en un programa en el que se limitaban a censurar mediante calificativos tan despectivos como perezosos (porque ni siquiera se molestaban en analizar un poco los conceptos que detrás de tales calificativos se escondían): «basura», «obscenidad», «mal gusto», «zafiedad», «vulgaridad». Incluso los actores –Ismael, Iván, Jorge...– fueron considerados a veces casi como débiles mentales (y los intelectuales más pedantes decían: «De muy bajo cociente intelectual»). Se llegó a decir por los intelectuales más cursis de nuestra prensa: «Si por lo menos en la Casa hubieran actuado Francisco Umbral en lugar de Iñigo, o Pérez-Reverte en lugar de Israel o Almudena Grandes en lugar de Ania». Lo vergonzoso a nuestro juicio de estas críticas intelectuales no residía, por supuesto, en la actitud crítica general sino en el modo desorientado o irresponsable de llevarla a cabo. Un crítico de verdad, que no esté prisionero, ciego, de una ideología, no puede descalificar a un programa por el simple recurso de llamarle «obsceno» (aunque lo fuera) sin profundizar en la naturaleza de la obscenidad; ni puede tacharlo de «violador de la intimidad» sin analizar lo que el propio «principio de privacidad» significa como piedra angular del «Estado de bienestar».

  En cualquier caso, los errores de hecho en los que incurrieron estos políticos o intelectuales críticos, fueron a veces muy graves; por ejemplo, los relativos al cociente intelectual de los protagonistas. He tenido el privilegio de poder tratar y aún hacer amistad verdadera con algunos de los más señalados actores del Gran Hermano –Ismael o Iván– y puedo comprometerme a decir que su personalidad, su inteligencia, su ingenio o su prudencia rebasan en mucho a la de tantos y tantos colegas universitarios que me han caído en suerte durante más de 50 años.

  El verdadero interés del Gran Hermano no se derivó sólo de lo que iba ocurriendo en la casa de Soto del Real, sino de la puesta en escena de esta casa (y en ello consiste su ob-scenidad) a través de las pantallas de televisión, por medio de las cuales el público pudiera verlo no como una obra de ficción buena o mala, como un teatro, ni siquiera como una especie de cine realista, sino como un caso de televisión formal que permitía ver en directo la realidad misma de unas situaciones dramáticas en la cuales los actores eran ellos mismos quienes creaban el drama. Sin duda constituyó un componente decisivo del programa el que los «acontecimientos dramáticos» tuvieran lugar dentro del recinto privado de una casa, cuyas paredes la televisión formal podía hacer transparentes; nada tenía que ver este experimento con la retransmisión en directo de situaciones acaecidas en escenarios públicos, como pudiera serlo un autobús. El gran «voltaje» que alcanzó el Gran Hermano I derivó, por tanto –es nuestra hipótesis– no ya de los acontecimientos «vulgares» que tuvieron lugar en una casa privada a cargo de quienes vivieron durante tres meses en una especie de comuna convencional, ni de la «vulgaridad» de los millones de ciudadanos que siguieron en las telepantallas aquellos acontecimientos, sino en la «diferencia de potencial» entre el recinto privado (la casa de Gran Hermano) y la audiencia pública.

  Esta «diferencia de potencial» es la que desencadenó además una serie de reacciones inesperadas, la que puso en cuestión muchos principios tenidos por obvios, y la que sirvió para dividir a la audiencia española por otras fronteras distintas de las que separan «a la derecha y a la izquierda». Y sobre todo logró, sin proponérselo acaso, transformar una metáfora inicial (la telepantalla omnisciente de la que disponía el Gran Hermano de Orwell, Stalin), en una realidad nueva: que las funciones del Gran Hermano, que tuvo a su servicio las telepantallas de Tele5, fueron desempeñadas, no por Stalin, sino por la audiencia española. Los espectadores, en resolución, desempeñaron el papel del Gran Hermano de Orwell. Y las consecuencias e implicaciones de este hecho están todavía por sacar, por descubrir (aunque tantos políticos, intelectuales o sociólogos, todavía no lo hayan advertido).

  El Gran Hermano ha resucitado. No podría ser el mismo Gran Hermano I y esto es precisamente lo que confiere verdadero interés al Gran Hermano II. Pero las diferencias o las analogías que el Gran Hermano II pueda llegar a tener con el Gran Hermano I sólo al final de los 100 días podrán ser establecidas.

Gustavo Bueno.


  Gran Hermano ha vuelto. Éste es un artículo firmado por el filósofo Gustavo Bueno el 14 de Marzo de 2001 para la revista Interviú. Gustavo Bueno escribió una crónica semanal sobre lo acontecido en la casa durante la primera edición del programa, a lo largo de éstos dias publicaremos algunas de esas crónicas. La de hoy la escribió cuando la segunda edición estaba a punto de comenzar.

  Gran Hermano Treze ya terminó, y poco a poco nos iremos sumergiendo en una nueva edición, la catorze, que seguramente nada tendrá que ver con la anterior. Solo al final de la edición podremos establecer analogías.... Bienvenidos a Gran Hermano Catorze.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Balzac.
Habra que volver empezar con la campaña de marketing, Claro.
Bien hallado.

balzac dijo...

jaja, claro claro...... gracias anónimo, claro.

maria prieto serradilla dijo...

ME ENCANTAS DESEANDO VUEELVAS A COMENTAR A METERNOS EN LA CASA AUNQUE UN POCO MUCHO DEPCECIONADA CON PEPE NO IMAGINABA HICIERA EL DAÑO QUE ESTA HACIENDO A OTRA PERSONA QUE YA NI ESTA EN LAS REDES

emilya dijo...

Gustavo Bueno siempre miró (o al menos escribió) sobre Gran Hermano tal y como yo observo el programa, que se repite edición tras edición..., el comportamiento humano en circunstancias un tanto excepcionales, donde a pesar de la frialdad con la que lo vivió (o al menos lo contó) Pepe Herrero, siempre acababa floreciendo la parte humana, la esencia de cada uno..., no lo veo con otra curiosidad más que examinar cómo reaccionan las personas, incluso fuera de lo previsto (o prejuzgado por nuestra parte) a pesar de lo poco que podemos observar durante las primeras semanas...

Siempre me trae a la memoria una frase que escuché en una película (incapaz soy de recordar nada más de ella, más que esa frase, ni siquiera el título) y es :"que fortaleza tienen los débiles" haciendo referencia a esa facilidad quienes supuestamente son débiles para conseguir volver a su favor absolutamente todo, hasta sus errores, sus desprecios o sus traiciones frente a quien aparentemente es fuerte, al que se le presume que puede aguantar todo lo que se le tire encima porque para eso es fuerte. Pero no sólo respecto de terceros sino también del propio fuerte, que se ve obligado a moralmente a tragar lo que no haría normalmente por no hacer daño a esa persona "débil".

maria prieto serradilla, es curioso que como el fuerte es Pepe, ni siquiera te plantees que a lo mejor, el daño se lo llevó primero él, pero como es fuerte, que se aguante ¿no? Gana siempre el que se victimiza, y si no te gusta victimizarte, estás jod...

Bueno, empezaré a sentir aquello de "el Gran Hermano te vigila" a partir de febrero, y lo espero ilusionada...

Anónimo dijo...

Balzac, si me permites la sugerencia, creo que la opcion "responder" no es muy buena.
Con ella, se hace muy dificil seguir el hilo, si bien no ahora, si cuando esto funcione a toda maquina.

acrata dijo...

bienvenido BALZAC, para mi cada EDICIÓN suponen nuevas interrelaciones, a ver que nos entra en esta. espero que nos divirtamos que para eso lo vemos.


http://www.dailymotion.com/video/x5ct46_gustavo-bueno-y-gran-hermano_webcam#.UP7xuR12TGc

mavi dijo...

Ahora, si, ahora ya veo Gh acercandose

!!Hola Balzac!!!

un gusto volver a leerte,

Mavi

Georgina dijo...

Escrito el 16 de enero por Sindia en su twitter y su facebook.

Holaa en estos tiempos donde reina la hipocresia,donde existe maldad,donde hay falsedad y caretas.Como se puede ir por el mundo asi, Yo en la casa de gh es verdad que me olvide de todo lo de fuera,nose que sucedia en mi,o que me pasaba.Pero asi fue y donde dentro de mi intentaba averiguar. No queria dañar a las personas de fuera ,pero es algo que no podia controlar hay dentro.El chip me cambio y me olvide de todo.Eso fue un error porque pasase lo que pasase despues. Los olvide y se que sufrieron muchas personas no solo yo..No se donde estaba la Sindi de antes. Mi mundo era la casa y las personas que vivian alli dentro. En especial dos personas donde para mi lo eran todo hay.
Quizas habria cosas que no entendian de mi.Tengo caracter ........Pero lo que para mi estaba por encima de todo eran ellos.Les queria .Mas que nunca sentia la amistad,la lealtad y el cariño hacia ellos.Por los que lo di todo hay dentro. Yuna vez fuera todo es distinto y volvemos a la realidad.Donde es duro enfrentarse a todo lo que me venia encima.
Nada fue facil,porque yo cometere errores porque a veces no me controlo ,pero nunca actuo con esa maldad que hay hoy en dia.El mundo esta lleno de intereses. Pero queria deciros a todos que mi interes es seguir mi vida.Que sinceramente nose si me va apetecer volver si me lo propusieran a la tele.Quiero mi vida donde soy feliz.Lejos de todo aquello.Quiero crecer como persona con mis valores pero en una vida normal .Lejos de todo esto.Porque desde fuera todo el mundo lo ve muy bonito.Pero hay una realidad que es la vida real y segun soy yo estoy mejor aqui en mi vida la de antes.Voy a estar un tiempo apartada de todo esto. Porque se ha vuelto todo un circo y estare con mi vida y buscando mi felicidad.
Espero que me sepais comprender,y con toda mi alma os doy las gracias a todos ,por vuestras muestras de cariño y apoyo y os lo agradezco enormemente .Y quiero nombrar aqui un grupo que es Queremos bolear con pipi donde luchan por que me salgan cositas y estan hay sin parar.Miles de gracias Nunca lo olvidare y os llevare a todos vosotros los que me quereis y asi me lo demostrais en un huequecito de mi corazon.
Un abrazoo a todos.

Balzac ¿tu sabes que pasa?

Alia dijo...

¡Qué ganas de leerte y engancharme de nuevo a esta droga legal que es Gran Hermano!. Esperemos que los nuevos concursantes sean tan intensos como en el 2012.Muchas gracias por volver. Un besote. Alia

Lunaris dijo...

jelouuuuuu
he venido a saludar y calentar motores jeje
aunque veo que traen escrito de pipi y podria calentarlos comentandolo....
pero mejor paso!! ja!

muackss a tutis

Georgina dijo...

Por favorrr Lunaris!!
No te cortes.

Marina dijo...

Holaaaa Balzac,
Paso a dejar un saludito a todos y deseando que empiece gh14 para comentar en paz y armonía, jeje.
Hasta pronto.

LOCA dijo...

Hola Balzac!!! Que alegría leerte de nuevo, se me ha hecho corta la distancia entre el anterior GH y este, no se por qué, en fin, vamos a disfrutar de este nuevo, yo solo pretendo que me entretengan y si puede ser que haya algún concursante que me enganche a verlo, ya que al principio siempre me cuesta.
Por otro lado está este blog y tus textos que me gustan mucho, los estoy esperando ya.

emilya dijo... Estoy muy de acuerdo en lo que dices de los fuertes y los débiles, siempre es más difícil todo para los fuertes, porque parece que todo lo van a aguantar.

Publicar un comentario