31 de octubre de 2014

SONGS OF LOVE AND FEAR


    Ha perdido el programa y hemos perdido los espectadores. Pero no había otra alternativa, Paula nunca va a salir de la casa antes que Omar. Tampoco puede ganar el concurso. En otras ediciones, Omar habría estado nominado hacía mucho tiempo bien por sus compañeros o de manera disciplinaria, pero las cosas se hicieron como se hicieron y prevalecieron otros intereses. Ahora hay que apechugar con las consecuencias. Una de ellas ha sido el sacrificio de Shaima. Vamos de bandazo en bandazo y no podemos seguir improvisando de la manera que se está haciendo. Todos sabemos quien mantenía las noches en la casa y seguramente ya irá camino de Ceuta. Cuando a las once de la noche los primos digan de irse a la cama y el veinticuatro pase al blanco y negro nos quejaremos de lo tedioso que estará siendo todo. Toca reaccionar y para eso, retrasamos la noche de Halloween una semana, seguramente la entrevista con Loli será mucho menos jugosa y tendremos más tiempo. Hoy solo ha sido un aperitivo.

   Ya lo han visto y han reaccionado poniendo una prueba nocturna. No nos engañemos, no es la mejor, pero eso ya lo hemos previsto dejando los dos grupos un poco emparejados. No va a ser la alegría de la huerta, pero para el guión nos puede valer. Dos ataúdes, puede caer de un lado o de otro. Misterio del bueno o casualidades de la vida, entre los pringados Omar y Paula, Juanma y Azahara y Alejandra y Fran, entre los guapos, Jony y Yoli porque ya habría sido demasiado a la vez que imposible, solo era cuestión de dejarlo caer sobre quien quisiésemos. Al menos esta semana salvaremos las noches. El grupo de los guapos, con Luis, Hugo, Vitín y Loli será para desconectar. En el otro es donde está la mandanga.

   Paula tiene tres posibles frentes abiertos, con Luis, su hermano mayor, con Hugo, su hermano menor y con Omar. Esta semana se ha decidido probar con éste último por eso se ha prescindido de Luis para el juego y separarla un poco de Hugo, ya tendrán su oportunidad. Juanma y Azahara son quienes focalizan ahora toda la expectación, acaba de abrirse una nueva trama y se irá dosificando si el cuerpo de Azahara lo permite, pero hay que intentarlo. Lo de Yoli y Jonathan parece que de momento no interesa mucho, aunque podría depararnos alguna sorpresa, ella está por la labor y él parece un poco más receptivo. Esperaremos acontecimientos. Las carpetas pueden esperar pero que no se alejen demasiado, se está fraguando, algunas pueden venirnos dadas con tinte dramático, se está gestando la tragedia para alegría de los guionistas, todo con el resurgir de Aza que empieza a ocupar el primer plano. Debemos dejar descansar un poco a Paula a no ser que todo se precipite esta semana.

   Esta gente no sabe nominar. Ni sabe jugar. Ni nada de nada. Por eso, hay que ir dándole algún empujoncito de vez en cuando. La edición está en peligro. Semana de hambre y de falta de sueño. Aquí fuera la expulsión de esta semana va a ser facilita. Todo parece preparado para enfrentamientos directos y rollo parejil que nos mantengan un poco despiertos. Terminarán las claves o seguiremos haciendo el paripé. Más dramas no, por favor. Lo que tenga que ser que sea, pero que Azahara no abandone por ahora o quedará herida de muerte. Mucha gente no soportaría solo a Paula y menos crecidita. Lo bueno es que Fran está susceptible y tiene a Alejandra al lado, el espaldarazo que le van a dar va a ser tremendo y subirá muchos enteros, ya esta semana la han aupado alto, la prima con el otro primo ya tiene bastante y renuncia a todo por amor, Alejandra se queda sola ante el peligro. Veremos a Luis sin Paula y sin Fran y además estando nominado. Veremos.

    La gala no estuvo mal. Puro teatro como ya habíamos avisado por la mañana. La entrevista a Shaima fue justificativa, se la culpabilizó de todo y hasta convenció a mucha gente. Por favor. Muy mal queriendo escurrir el bulto de la incompetencia. Entró sola y salió sola, creo que hasta en plató se sintió sola. Pero ya nos tienen acostumbrados. Ella, dentro de sus limitaciones estuvo bastante más a la altura que la presentadora, se defendió como pudo pero eché de menos un poco de cariño. Algunos vídeos más positivos, no sé, me dejó la sensación de que en la casa había sido una malvada bruja en la que todo el mal de lo que pasaba le pertenecía a ella. Me gustó su despedida, siempre fue diferente y siempre lo dijimos. Pero las cosas son como son. Y ayer le tocaba a ella. Ha dejado un gran recuerdo entre los que amamos el programa, ha generado cosas y ha llevado acción, ha sido nocturna y provocadora, rebelde sin ninguna causa que no haya sido la elegida por ella misma. Lo de la diferencia cultural, la religión, sus costumbres ya han sido ampliamente analizadas. A mí, particularmente me ha gustado su concurso y su paso por la casa.

   Pero ahora, el protagonismo se ha decidido que vaya por parejas, por parejas de verdad, de las de toda la vida. Algo así como morir de amor en plan salvaje, en plan adulto o en plan místico, no sabemos, para elegir tenemos. Lo de los ataúdes, la noche, la oscuridad y las parejas nos traen buenos recuerdos pero aquellos eran más atrevidos, no sé, la escenografia está bien preparada y el cebo echado... ahora toca esperar a ver si pican.

30 de octubre de 2014

TABLADO DE MARIONETAS


     De la deformación de la comedia pasamos a la farsa y de ésta al final desembocamos sin remedio en el esperpento. Los personajes de aquel libro que a muchos nos obligaron a leer en el instituto se transfiguraban en marionetas para tras una nueva depuración alcanzar a terminar convertidos en auténticos fantoches. Durísima lección: de personas pasamos a muñecos en cuanto dejamos de lado una parte de nuestra condición humana. Educación para inútiles en vez de para príncipes, tal y como después pensaría seguramente Cervantes. La historia se tornaba ilusa y la ilusión quedaba disuelta por la propia realidad que a base de estacazos no dejaban títere con cabeza. El final será como presumimos, para llorar. Han pasado ya algunos años, los suficientes para conocer de todo y ver que la realidad a veces también puede volverse esperpéntica, por eso no creo que nos sea muy difícil encontrarnos de vez en cuando a algún fantoche clamando por convertirse en títere, con o sin cabeza... o como decía mi abuelo, hay quien tiene tos y no deja de rascarse el culo. Parece que nunca aprenderemos.

   Al contrario, seremos agasajados con una prueba perdida de antemano y esperar a que entre ellos mismos empiecen a rodar cabezas. Del sainete mejor hablaremos mañana una vez consumado, mientras tanto hablaremos de Luis, del resurgir de Hugo o de palabras en clave que no nos llevarán a ninguna parte, solo son visiones para mantenernos entretenidos con una estética verdaderamente deformada. Son ilusiones ópticas. La realidad es que al final Paula terminará enganchada de los brazos de Hugo o quien sabe si haciendo un trío para agradecerle al torero sus servicios prestados. Todo está calculado y en esta historia no cabe ella. Es lo que hay Samu, como decía Laurita.

    A quién le importa lo que yo haga o a quién le importa lo que yo diga, el dedo ya ha apuntado y a nadie le importa un bledo venía a decir la canción en aquel paso trascendental de vodevil a astracanada, si, volvemos al espectáculo, de la comedia a la farsa, lo otro son ilusiones, mantener viva la esperanza para terminar arrodillados en la orilla del mismo escenario, son porcentajes y luego allí a lo lejos seguro que habrá algún notario disfrazado como tal, con su calculadora y todo como la última vez. Me hizo gracia lo de la llamada, maldita gracia. Qué ilusos, como si fuese la primera vez me decía ayer alguien, como si no supiésemos como se las gastan en ese o esos programas, no, prefiero seguir siendo iluso, pero algo si que tenía de verdad, era la primera vez.

   Y ya no se trata de quien salga o no salga que de eso ya sabe más la canción que yo, es la estética la que nos envenena y nos hace dudar, el tomarnos como idiotas sin haberlo elegido, a fin de cuentas al final solo tendremos un porcentaje y le daremos credibilidad, ah bueno, si ha salido con un sesenta por ciento, vale. Halloween no sería lo mismo, se requiere de gritos, altos y claros, y no de hiyab listos para tender y cogidos con pinza, es histrionismo, locura y desenfado, que más da, son corazones de color de rosa envueltos en papel celofán con la foto en medio y una musiquita suave sonando de fondo, de colores como el arco iris, de sonrisa al viento, es fotografía lo que se busca, ficción y no la realidad. Esa no nos pertenece.
    
Ya ha cumplido su papel, agradecidos debiéramos estar por ello. Lo real y lo auténtico está de más, la gente que saca su entrada quiere buenos actores que se adapten a cualquier papel, si se necesita drama que tengamos las mejores lágrimas, si es comedia que sepan hacerse las locas, si la peli es de amor que se muera de amor, a veces pienso si el mejor casting no debiera empezar desde dentro porque al final todos los años es que es lo mismo, lo mismo no son los actores los que hay que cambiar y las canciones con que nos adornan los vídeos pueden dar fe de ello, se huele y se presiente la mano que mece la cuna es de un romántico supino. Y en ese cartel no estabas tú, verso descarriado, pobre imbécil que te has ilusionado, que no dormías por las noches pero nadie te acompañaba, solo mirabas para todos lados, solitaria de fe, comías sola a veces, pensabas sola, al final terminabas sola, si, fuera de ese cartel de hipócritas en la que no tenías cabida. Mejor así. No te merecen.

     Pero aún te queda una función. Tal vez tu vocabulario no sea el más preciso, pero no hará falta porque está todo calculado. Sabrás salirte de ese guión absurdo como siempre lo has hecho, no mires atrás no merece la pena. Vive como quieras y como prefieras, sé todo lo libre que puedas e igual de feliz que sabes. El resto de verdad que no merece la pena. Sentiremos el oir tu nombre pero ya estaba escrito, es como una promesa de tu profeta que así lo ha decidido, no pienses más. La casa seguirá, la función seguirá y las marionetas actuarán como cada día, pero ya no será lo mismo. Te aseguro que no. Ayer fue un día triste porque uno de los nuestros, nuestro Samael, al que te quedaba poco para terminar de convencer nos dio una mala noticia, todos la sentimos como nuestra y hoy, seguramente nos llevaremos otra, pero “Habibi” siempre quedará escrito en alguna de nuestras entradas. No todos podrán decir lo mismo.

    Ojalá me equivoque, y todo forme parte de un acto mal interpretado. Que la realidad no sea parte del esperpento ni pueda ser cambiada, que estas letras solo formen parte de algún papel mal escrito y completamente transformado, que demos la vuelta a la lección y los muñecos sigan siendo personas que como tú, aunque difícil, nunca se dejen ser títeres con o sin cabeza, para que como en Luces de Bohemia no tuviésemos que escribir mañana aquello de que el sentido trágico de la vida solo pudiese darse con una estética verdaderamente deformada.





29 de octubre de 2014

LA HORA DE LA VERGÜENZA

   Hay momentos en que nada ni nadie debería saber... Ayer se discutió mucho en el blog sobre la relación entre Paula y Alejandra, y sobre todo sobre quien hablaba de quien. Me hizo gracia lo bizantino de saber quien empezó primero, por un momento pensé en el parlamento  y el recurrente “ y tú más” para defender cada uno a su favorito o ir en contra del otro que también suscitó su propio debate. Se habló mucho de subjetividades, cosa por otra parte innegable cuando se trata de defender a un concursante de Gran Hermano, ni que fuesen personas sobre las que hablamos, entiéndase el modo irónico con que a veces se miden las cosas. Seguro que la incertidumbre del resultado está haciendo de las suyas y nos motiva en cuanto saca lo mejor y lo peor de nosotros, es la lucha por aquello que defendemos lo que pervierte nuestra propia forma de ver las cosas. Ese feedback que nos retroalimenta y conforme nuestro adversario argumenta con su defensa más nos carga de razones para defendernos. Nos motiva hasta límites insospechados de manera que sin saber de donde ni como nos sale desde dentro una nueva linea para argumentar, entre todos nos abrimos los ojos sin querer.

   Todo te hace pensar, tanto como para darte una idea sobre lo que escribir al día siguiente. Pero hoy no es el caso. El universo Gran Hermano es tan rico, tan variado, que solo un hecho puntual sobre cualquier cosa intrascendente aparentemente te hace abrir los ojos y desviar el objetivo que llevabas pensado. Ayer la casa estaba en ebullición. Todo el mundo estaba tan susceptible que cualquier mirada o cualquier gesto te invitaba a pedir explicaciones. Es lo que hizo Luis con Alejandra, sin ton ni son en un ataque justiciero de los suyos le pidió explicaciones al tiempo que le daba lecciones de comportamiento, explicaciones por su carácter, por su forma de comportarse, por su forma de ser, y es que Luis últimamente está en plan salvador. Lo que le faltaba a Alejandra en su semana horribilis. Primero fue Fran y ahora Luis quien han cogido las riendas de la estupidez más absoluta. Solo es una pincelada de las muchas que ocurren en el seno de unos días en que todo se vive al límite.

   Como el hecho de administrar la comida con ese planteamiento tan obsceno de querer preservar lo que se permite según sea el beneficiario, con esa hipocresía que te permite llamar la atención a quien no soportas para a continuación reír las gracias a quien te cae bien mientras se come un bocadillo en tus narices. Dos cucharadas de azúcar sentenciaron la mañana de las primas sin comerlo ni beberlo, eran las señaladas esta semana y sobre ellas se engrandecieron los focos de cualquier cosa rara que pasara, no importaba si los demás hacían lo mismo. Son detalles que a cualquiera haría explotar y perder los nervios, como parecía que se intentaba hacer con Alejandra.

   Por la noche les prepararon una extraña fiesta, no hacía falta a no ser que se requiera urgente que pase algo gordo y las prisas demanden más material para la gala del jueves. La casa de por sí es últimamente una fiesta del desconcierto más absoluto donde los grupos se van posicionando poco a poco y se van tomando medidas para captar elementos para la causa. Si tomamos como referencia a las tres nominadas lo veremos claro, por muy raro que parezca. Solo que existe un verso suelto que no requiere de ciertas formalidades ni va mendigando protección, es lo que la hace diferente en una semana donde todo parece por decidir.

   Me llamó la atención la forma con que en la página oficial se promocionaba el “última hora” y se anunciaba la petición de una hora sin cámaras. Enseguida todos supimos de lo que se trataba sin necesidad de esperar al esperpento que supuso hacer de la escena una película entera como reclamo, es esa falta de sensibilidad la que a veces te hace rebelarte y luchar contra corriente. Acudir a la cita del prime time para terminar de devastar nuestros pensamientos enfrentándolos a la patética ocurrencia del guionista de turno que se sirve de una necesidad para hacer de ello un mal chiste. Siempre habíamos asociado ese privilegio con un buen rato, una cena romántica en la intimidad o un momento de sexo sin la obligación de compartirlo con las cámaras. Pero ayer fue distinto.

  Shaima necesitaba de liberar aquello que su propia cultura le impone por fe, y ello sin caer en la tentación de llegar al propio incumplimiento de lo que ella misma ha elegido voluntariamente. Quizás no lo comprendamos o lo veamos absurdo, pero para ella no lo es, y en la era del respeto o de la falta de respeto algo tan simple como eso a veces nos pueda parecer una broma de mal gusto. Tal es así que hasta jugamos con ello y lo anunciamos como una hora sin cámaras con ella misma, parece ridículo pero no lo es. Ridículo es llevarlo hasta el extremo de promocionarlo como un cebo. Ese en el que a veces caemos y nos permite ver la imagen de su rostro desencajado al entrar en la habitación que le habían preparado. Un gesto de tristeza al saberse allí sola, sola con su mundo, ese al que respeta. Percibí la escena como una violación de algo en que se te obliga a cambiar la escenografía de la frivolidad, de un buen recuerdo compartido con tu pareja o con tu amiga con la soledad de sentirte diferente. Desgarrador por tener el derecho de poder disfrutar de ese privilegio, pero eso no importa, si acaso copará unos renglones la noticia en la página web de la cadena y unos segundos de programación.

  Su gesto me conmovió. Lo anunciaron en el directo de una conexión, y vimos como entraba y se sentaba en un sofá. De repente miró y vio una especie de tocador con un enorme espejo. Unos enseres seguramente para poder lavarse la cabeza, un secador de pelo y unos cómodos sillones donde disfrutar en la intimidad de ese momento. Soltarse el pelo y liberarlo de ese maldito pañuelo que tanto la separa de nosotros. La vi triste. Soledad, esa es la palabra. De repente y casi como un juego, las cámaras nos enfocaron al techo, como enviándonos el mensaje de que a partir de ese momento todo lo que sucediese allí se nos estaba prohibido. Que curioso. Solo iba a quitarse un pañuelo de la cabeza que le aprisionaba y a poder disfrutar de unos minutos de libertad. Por eso creo yo que estaba tan triste.

   Después se la vio feliz en la fiesta departiendo con sus compañeros, riendo y hasta bailando. Había disfrutado de su propia hora sin cámaras. Mientras Alejandra y Paula se destripaban mutuamente con sus respectivos grupos y seguían con su particular guerra fría, ella bailaba sin importarle lo demás... disfrutaba.


28 de octubre de 2014

TRES METROS SOBRE EL CIELO


    Yo creo que algunos esta edición se tienen el cielo ganado, sobre todo en días como éste y al final del escrito entenderéis porqué. Todo ha sido muy prosaico y no hablo de literatura como ya imagino que supondréis, no. Hoy ha sido el día clave, una fecha señalada en el calendario de esta edición de Gran Hermano para la reconciliación entre Yoli y Jonathan que como bien sabe perfectamente el sufrido observador llevaban desde el viernes de uñas tras aquella discusión en el dormitorio. Dimos cuenta de ella en la anterior entrada. La casa no había sido igual desde entonces, todo había cambiado y nos preguntábamos cuando llegaría el momento para que todo volviera a la normalidad. Igual es que hay personas muy sensibles a los que nos afectan mucho estas cosas y no podemos evitarlo, cuando hablo de mí, espero que se me sobreentienda que represento a una gran mayoría de los que seguimos el programa que estábamos un poco preocupados por la actual situación de la pareja. Han sido unas horas terribles que por el bien de todos nos conviene olvidar cuanto antes.

   Por fin, como sabemos que no hay mal que cien año dure hoy ha sido el día. Ya podemos respirar tranquilos. El hecho es de tal transcendencia que bien merece nos entretengamos un poco en relatarlo, un acontecimiento de tanta repercusión no debería pasarse por alto para aquellos que amamos este programa y querríamos recordarlo en posteriores ediciones. Los protagonistas, al igual que nosotros son conscientes de la gravedad de la situación, por eso ante la sugerencia del primo a la manchega rubia, la respuesta de esta no se hizo esperar: “ya lo hablamos mañana si eso, no hay prisa”. Conscientes de que la audiencia no podría soportarlo, un par de horas después ambos estaban dirimiendo sus diferencias en el jardín. Comienza el primo yendo al grano como siempre: “quisiera pedirte disculpas por la última vez que hablamos porque creo que no me expliqué bien...”.

    Así, con esa rotundidad se expresaba Jonathan, consciente de la importancia de sus palabras. Para entonces, el realizador ya hacía unos minutos que les enfocaba y la expectación había subido de tal manera que el veinticuatro estuvo durante unos minutos petado hasta que de nuevo se pudo restablecer la emisión, las redes sociales echaban humo y los foros se colapsaban de comentarios, la intensidad del momento iba “in crescendo” conforme el primo apuraba sus primeras y cruciales palabras. “Estaba un poco agobiado, por eso he tardado tanto en hablar contigo” proseguía Jonathan con esa magnificencia suya a la hora de expresarse, añadiendo si cabe un punto de suspense más para aquella multitud que absortos seguíamos en directo su discurso. Conforme iba declarando la expectación iba aumentando, consciente de la importancia de sus palabras siguió con su argumentación para que no quedase ninguna duda. “Seguramente mi agobio se debió a varios factores” proseguía Jhony “mi dolor de muelas, el pensar en como se estaría viendo desde fuera el hecho de que se te viera en la cama conmigo”, sentenciaba con total y absoluta seguridad en sí mismo.

   Llegado este momento, se vio en la necesidad de incidir sobre el mismo asunto con tal de que todo quedase absolutamente claro, “yo no estoy diciendo que tú me agobiaras, sino que yo mismo me agobié, y por eso me sentía mal”. Yolanda, en ese punto no sabía como reaccionar y nosotros asistíamos estupefactos a tan sustancial declaración con absoluta perplejidad, sin palabras nos hallábamos. Jonathan se iba viniendo arriba por momentos y cogió carrerilla acelerando su discurso “me sentí un poco culpable porque creía que te estaba haciendo daño, en realidad estaba enfadado conmigo mismo no contigo, porque pensaba que las cosas no se estarían interpretando como se debieran sobre todo desde fuera y eso me hacía sentirme mal”. En ese momento, todos aguantábamos como podíamos la respiración, la tensión se podía cortar con el filo de un cuchillo y más viendo la cara de sorpresa de Yoli que no daba crédito a lo que estaba oyendo.

   “Tú no tienes la culpa de nada” seguía Jhony “además, un día fui yo el que se fue a tu cama porque me encontraba mal, si, un día de nominaciones, pero quiero que quede claro que tú no me agobias ni me molestas, si me molestaras te lo diría”. Ahí no estuvo demasiado fino el valenciano porque creo que reincidió mucho sobre lo mismo, tal vez consciente de que debía dejar claro el asunto y que Yoli se enterase bien, por si no se había enterado. La verdad es que su oratoria estaba siendo excesivamente larga para lo que nos tenía acostumbrados. Se le veía compungido y mirando continuamente hacia el suelo, incapaz de mirarla de frente, se notaba que no estaba pasando un buen momento el chaval, todo estaba siendo demasiado duro para él que no quería que se malinterpretaran las cosas que iba diciendo.

   Por fin tomó la palabra Yoli viendo lo agobiado que se estaba sintiendo en ese momento Jonathan y con tal de darle un poco de respiro: “yo, por mi parte, podemos seguir siendo colegas, yo te he demostrado mucho pero creo que tú a mi no”. Uf, para entonces, la tensión ya estaba a punto de estallar, el tiempo se había parado en ese preciso instante, no se oía nada excepto sus respiraciones, estaba siendo todo demasiado fuerte. “tus palabras no me demuestran lo mismo que tus actos” continuaba Yoli que ahora llevaba la voz cantante, “tú estabas más fuera que dentro, mientras yo estaba fuera y estaba dentro” sentenció la de Albacete. “por eso, quiero que sepas que yo voy a seguir dándote cariño, pero ya no va a ser igual” “¿Tú crees que a mi me da todo igual y que soy una persona sin sentimientos que me gusta jugar con la gente?” le pregunta entonces Jhony a Yoli, “yo lo que creo que a ti todo te la pela, a mí si se me nota que me afecta todo, pero a tí te da todo igual, solo estás preocupado por como te estarán viendo desde fuera” le contesta la rubia de la Mancha.

   “No te he mirado a la cara desde el viernes porque me dolía mirarte, porque estaba un poco agobiado y yo soy de esas personas que todo lo lleva por dentro, que no sabe expresarse muy bien y por eso vienen todos estos malentendidos, yo lo tengo todo muy claro, y sé que la persona de fuera lo mismo ya no va a querer nada conmigo porque se estará interpretando todo mal, pero yo te soy sincero, si te digo que me gustas es que me gustas y me gusta dormir contigo, lo que no quiero es que se malinterprete nada porque yo le debo un respeto a esa persona” termina su retahíla Jonathan, dejando claros sus sentimientos y su punto de vista. “No te preocupes” le tranquiliza Yoli. Lo mismo la solución pasa porque uno de los dos se vaya de la casa, apostilla el valenciano, añadiendo que en dos o tres días todo volvería a ser como antes, “ya te digo yo a ti que no” le suelta la manchega, “todo tiene un límite” sentencia, a lo que el valenciano responde con un escueto “vale”, “pero si me necesitas, puedes volver a buscarme” termina de aclarar Yolanda para zanjar el asunto.

   Después de unos minutos sin respiración, todos asistimos a un final casi feliz. La tensión ha sido enorme y necesitamos de un tiempo para recuperarnos. Un momento brillante donde ambos han estado a la altura de las circunstancias, una fecha memorable se comentaba por los mentideros mientras veíamos como se daban un sentido abrazo, “lo único que me fastidia es que no has sido claro conmigo, pero yo te perdono y no te lo voy a tener en cuenta” termina poniendo el broche una Yoli feliz de volver a que todo sea como antes. Love Story debería haber esperado unos años. Esta escena pasará a los anales de la televisión como uno de los momentos más entrañables jamás recordados, Gran Hermano en estado puro y nosotros estábamos allí para poder contárselo alguna vez a nuestros nietos, estoy convencido que el jueves la gala girará sobre este acontecimiento y toda la tinta que se vierta a partir de ahora tendrá algo que ver con todo esto. Ha sido muy grande. Enorme. Si os dijese que este episodio ha sido lo más destacado de la jornada de ayer en la casa entenderíais ahora el porqué algunos en esta edición tienen el cielo ganado, ¿verdad?.

27 de octubre de 2014

VERDAD O MENTIRA


    Empieza a darme un poco de miedo este Gran Hermano. Todo parecía discurrir en condiciones normales hasta el jueves pasado. Ya hemos comentado la metedura de pata que supuso la decisión de las nominaciones en positivo y a la cara con tal de salvar a Fran; parece que el error ha traído consecuencias insospechadas y el hecho de tener nominadas a Paula, Shaima y Alejandra se está convirtiendo en un verdadero dolor de cabeza para la organización. Es evidente que la puerta de Paula aún no la tienen cerrada y piensan exprimirla hasta donde se pueda, bien por la vía Luis, por la vía Omar o por la vía Lucía, pero no contaban con la reacción de la gente que se ha rebelado y no está dispuesta a sacrificar ni a Shaima ni a Alejandra para favorecer el teatrillo de la catalana y sus posibles tramas, mucha gente la considera ya más que amortizada y no está dispuesta a alargar aún más un enredo que se nos puede hacer muy pesado. Todo parece indicar que Paula se ha convertido en la única esperanza de la cadena al dar por perdidas las posibles carpetas entre Yoli y Jonathan y la imposible de Aza y Juanma.

   El inusitado interés de los colaboradores de que se salve Paula a costa de lo que sea ha puesto a todo el mundo en alerta y empieza a resultar sospechoso. El manifiesto protagonismo de la catalana visto anoche en el debate a costa del olvido absoluto de sus dos contrincantes no hace sino aumentar las conjeturas en torno al asunto, el incidente gravísimo que supuso dar unos porcentajes erróneos cuando todo el mundo sabe que es parte fundamental del debate encendieron todas las alarmas. Puede tratarse de un error, no lo discuto, solo que resultó muy llamativo que en una votación tan dada a las susceptibilidades y tan extraña por como van marcando las tendencias en las encuestas y se haya podido producir en un momento tan inoportuno. Algo se maneja en el ambiente que no termina de verse totalmente claro, son dudas razonables que a todos nos inquietan.
 
   Todos los blogs o la mayoría tienen sus encuestas, y en esta eliminación no hay unanimidad de criterio, oscilan unas de otras y ninguna se puede decir que sea fiable, solo son encuestas todos los sabemos pero las tendencias durante esta semana no hacen sino aumentar todas nuestras dudas, hice por curiosidad a modo de tanteo una ayer por la tarde en twitter que dio como resultado una abrumadora ventaja de Paula para salir expulsada el próximo jueves por un tanteo de ochenta y cuatro contra veinticuatro que obtuvo Shaima. Sólo me resultó significativo. Todos sabemos de la guerra subterránea que se está produciendo en estos momentos entre los diferentes clubs de fans y los cambios de criterio que se están produciendo para dirigir sus votos hacia uno u otro concursante, que no hace sino aumentar las expectativas y la incertidumbre, pero no sé porqué extraña razón uno a veces tiene la corazonada que al final siempre el resultante de todo esto termina siendo lo más fácil, el camino más corto, lo más simple, aquello que imaginamos que puede pasar.

   Todos sabemos de la maquinaria al servicio de unos objetivos y en Gran Hermano no va a ser menos, solo me llama la atención la vehemencia con que se defiende una causa puntual esta semana, ese todos a una que chirría por las redes o las páginas oficiales. No he podido evitar referirme al caso puesto que ha sido a modo de resumen del debate que se nos ofreció ayer, solo son conclusiones muy personales que sintetizan un poco el ruido que se percibe. La vida en la casa sigue de esa manera, estamos en tiempo de espera y exceptuando la noche del viernes que nos brindó otra velada mágica en conversaciones y tensiones, el resto del fin de semana apenas nos ha brindado una maravillosas sesiones de peluquería y una divertida prueba que los ha tenido un poco haciendo el ganso en otras cuidadísimas escenas de campamento vía telefónica.

   Un enfrentamiento entre Fran y Azahara, la énesima matrimoniada entre primo y prima con una Yoli exhaltada o la postura patética de Fran al negarse a compartir la cena que habían ganado los chicos con la prueba del baile son los hechos más destacados. Azahara desde el día que su novio le mandó los mensajes en las famosas pelotas de tenis está más susceptible de lo que es habitual en ella, Fran a raíz del mismo hecho está siendo observado con lupa por sus compañeros, a través de un juego inocente de verdad o mentira se produjeron múltiples señales que sirvieron de origen para las largas conversaciones que vinieron después, amén de otros muchos mensajes que a través de dicho juego pudieron ser descifrados, como el cambio de actitud de Omar hacia Paula por ejemplo.

   La distancia de pensamiento con respecto al mundo taurino enfrentó una vez más a Azahara con Fran a raíz de unas preguntas sobre la posible amistad que pudiese tener esta con Luis y que derivó en una retahíla demagógica sin fín donde los prejuicios de cada una de las partes hacia otra terminó en un bucle de acusaciones directas y mal rollo, Aza le tenía ganas a Fran y éste a la malagueña, no sirvió de mucho salvo ver por primera vez el carácter de la rubia expuesto sin rodeos ni tapujos y el desasosiego que en el apoderado se está convirtiendo la convivencia en los últimos días, las contradicciones de uno y su nerviosismo por los últimos acontecimientos chocaron por primera vez de manera frontal y abierta con uno de los concursantes, que hasta ahora le habían rendido pleitesía.

   Las inseguridades del primo Jonathan en su relación con Yoli salieron a la luz una vez más durante el transcurso del juego y la reacción de la manchega no se hizo esperar. Ante la pregunta de si le gustaba la prima y la respuesta afirmativa de éste, Yoli quiso en un aparte que se lo aclarase y todo derivó una vez más en la típica matrimoniada de la pareja auspiciada por la contradicción de pensamiento del valenciano, que sí pero no, la persona especial de fuera pero haciendo ver lo importante que es ella para él dentro de la casa, es decir, la misma cantinela de siempre contestada como siempre en que los hechos contradicen sus palabras, resultado, Yolí estalló y dijo no ser segundo plato de nadie, lio montado y el primo que termina no queriendo saber nada y deseando vivir la experiencia que es a lo que había ido a Gran Hermano, de nuevo la misma historia o una reminiscencia de algo ya vivido con anterioridad pero repetidas veces. Un adorno para la noche.

   La actitud de Fran durante la cena ganada por los chicos negándose a compartir mantel si no estaban ellas solo fue una chiquillada patética que no hizo sino corroborar el estado en que se encuentra el apoderado después de haber sido descubierto por sus compañeros y saberse destapadas todas sus intenciones, ese momento solo nos dio de nuevo la luz de un Fran sin máscaras donde el sinsentido acampa a sus anchas por su malévola y retorcida mente, y donde su supuesto corazón solo es un arma más en su trasnochada demagogia en la que ya pocos creen. Eso si, visto por televisión solo resultó ser un enfado ridículo de alguien que no sabe ni donde se encuentra.

25 de octubre de 2014

EL ESPECTÁCULO DEBE CONTINUAR...

  Con Paula no hay término medio, o la aprecias o la detestas. Su personalidad, su paso por el concurso y lo que ella misma nos ha ido contando sobre su pasado, han dado lugar a multitud de especulaciones sobre la persona que se esconde bajo esta concursante. 

 Pobre niña abandonada a su suerte sin el amor y comprensión de sus padres o adolescente problemática, rebelde y conflictiva para desesperación de los mismos. Comportamiento infantil como mecanismo de defensa, por la necesidad de sonreír ante las adversidades, o puro teatro para lograr sus objetivos. Con problemas psicológicos o absolutamente consciente de lo que dice y hace. Indefensa y con necesidad de cariño y afecto de los demás o fuerte y manipuladora.


  Siempre situando al espectador ante la compleja tesitura de creerla o no creerla, jugando con la provocación y con su propia dignidad, ocasionándonos con ello cierto temor a la malinterpretación o tergiversación de nuestras palabras y que al mismo tiempo que la juzguemos, otros nos juzguen a nosotros mismos, jugando con términos que la mayoría despreciamos y rechazamos. Posiblemente Paula sea mucho, algo o nada de esto. Nos podremos imaginar todo lo que queramos de su vida, pero nunca sabremos la verdad, sólo lo que ella nos ha contado, y ha podido recurrir a invenciones para ganarse nuestra simpatía o, simplemente, las cosas no son siempre lo que parecen.

   No podemos negar su valor como concursante, ha estado metida en todas la tramas y nos ha regalado multitud de roles: niña loca, mujer enamorada, abandonada y humillada, recibiendo de su rival el mismo desprecio con el que un día ella la trató, víctima de un hombre enamorado de otra, despechada, superviviente al desamor, hermana amantísima, gogó en las fiestas, valiente y resuelta frente los ataques de sus más acérrimos enemigos,...

   ¿Cuántos concursantes necesitaríamos para hacer una Paula? Se ha comparado con Fresita, Noemí, Rebeca,…La realidad es que se parece a otras, pero al mismo tiempo es diferente. Es la primera “Paula” de Gran Hermano. De la mayoría de sus compañeros no nos acordaremos dentro de unos años, pero Paula seguirá grabada a fuego en nuestra memoria y en el corazón de sus más fervientes defensores.

  Mientras nos preocupamos por conocerla, por saber cuánto de verdad y cuánto de mentira hay en ella, la cadena y en concreto el programa se frotan las manos, una por carnaza nueva a la que convertir en un próximo juguete roto, otro por mantener una audiencia a la que subestiman pensando que no nos percatamos del trabajo mal hecho y de la decadencia y el desgaste al que están sometiendo a un formato televisivo que por sí mismo, sin ningún artificio, era extraordinario.

   Y en esta cresta de vulgaridad y de esperpento que la rodea, Paula cabalga triunfante, apoyada sólidamente tanto desde dentro como desde fuera, revoloteando por la casa con una voz que ha convertido en marca propia y distintiva, mientras arrasa con el que fue su amor, con su proclamado mejor amigo, con sus enemigos y con el resto de sus compañeros, a los que les roba continuamente las cámaras con sus historias, sus bailes, su desinhibición  sexual y su controvertida personalidad. Ganará o perderá, pero no os preocupéis, pase lo que pase, seguirá sonriéndonos “muerta de amor”. 
"Que hablen mal o bien de mí, pero que hablen”.  


                                                                                                                                                                                                            Mayragh


24 de octubre de 2014

UNA GALA DE CORAZÓN


  Un fullero es alguien que intenta engañar, un tramposo. El otro día dije de él que era un tahúr, un fullero disfrazado de jugador habilidoso. Después de la despedida irónica de Alfredo y tras la nula interpretación del hecho por parte de Fran, tras escuchar sus conversaciones con Paula y con Luis y los comentarios de varios compañeros como Alejandra o Vitín, tengo dudas de que en la entrada del otro día haya estado muy acertado. Eran las impresiones que tenía de este concursante, hoy me estoy planteando si no habré sido demasiado generoso con mis apreciaciones o igual estamos todos, yo el primero, bastante equivocados con este personaje. Ser falso es lo contrario de ser verdadero, auténtico que es como él mismo se autodefine, creo que tras ver su reacción no tiene ni siquiera la categoría para ser homologado de falso, sería un insulto para aquellas personas que de verdad sí que lo son. Ser falso puede ser contradictorio, porque si una persona lo es, no nos engaña ni nos da lugar a equivoco, es lo que es, y eso es tan cierto como la vida misma. Pero Fran, es que ni siquiera lo puede ser. No hay ninguna duda.

   Todos le dicen que las palabras de Alfredo habían sido irónicas y que el aplauso del público había sido esclarecedor, que lo mismo no han sido lo que él cree, primero uno, después otro.... nada, no hay manera. Pero es que oyéndole dar sus razones, el convencimiento con que rebate de que eso no es así y se revuelve hacia su proclama perenne de su pureza de sentimientos, su corazón y su lealtad para con todo el mundo, le hace entrar en el mundo de los descatalogados. Esta persona no tiene solución, es una pérdida de tiempo, no hay más, ni jugador, ni corazón, ni estrategia ni concurso ni nada, es un bluf, un montaje propagandístico de él mismo revestido de un prestigio carente de fundamento que ni él mismo se cree. El otro día lo decía, su error era no haber hecho partícipe al público de sus intenciones, hoy me retracto, nunca ha tenido nada que compartir, es pura mentira. Lo que todos hemos visto es lo que es. Los de dentro ya están empezando a darse cuenta también, ha costado pero poco a poco se están dando cuenta.

  Se que va a costar que salga nominado, no creo que sea por mérito propio sino por la nula visión de los que le rodean, los ha tenido narcotizados, cegados de un interés carente de sentido y una palabrería bastante fácil y simplista, pero tarde o temprano saldrá, y ese día estoy en disposición de creer que va a poner de acuerdo a todos los espectadores sean de la facción que sean, apoyen a quien apoyen y batirá un récord de rechazo que hará peligrar los datos de expulsión de Nagore. Hoy, ahora mismo, me da hasta pena porque creo que el ciego de verdad es él mismo que aunque se le llene la boca de la palabra concurso no sabe ni donde se encuentra. Es un fraude no de concursante, sino de persona, no engaña a los demás porque no tiene esa categoría, se engaña a sí mismo, y lo hace tan bien y con tal convencimiento que hasta los demás se lo creen.

  La gala ha pasado de puntillas sobre los verdaderos acontecimientos de la semana, han habido pocos pero han sido lo suficientemente importantes como para haber sido tratados con esa ligereza. No interesaba, tenían visos de la suficiente gravedad como para hacer pensar que les ha pillado de sorpresa y/o no han estado preparados para afrontarlos con la suficiente diligencia. Un saludo para Argi, todo un símbolo que viene a cuento de lo que digo. Han sido despachados con tal frivolidad que pareciese como si hubiesen abierto veda y la impunidad ante ciertas cosas, siempre que interese, tiene licencia para todo. Si, ya sé, que la solidaridad con las putas ha quedado de cine y ha resultado ser ocurrente, pero no cuela. El frikiconsejo del final, ese “sed buenos” ha sonado como para tesis. No cuela por mucha demanda con que amenacen.

   La tibieza de la entrevista venía como pegatina, era de serie, intrínseco con el expulsado, al menos ha servido para enterarnos de que el sábado se juega el derbi seguramente a la misma hora que se juega el clásico, lo podían haber anunciado como primicia mundial porque tiene todos los visos de ser un auténtico poltergeist. Es un ejemplo de con quien se había gastado el tiempo y una plaza de concursante. Para llorar.

  La atracción de la noche, del supermaligno y sus bromas mejor ni hablamos, estaba preparada para las nominaciones en abierto y a la cara, al final ha sido todo tan rápido y tan con la boca pequeña que casi nos enteramos por la prensa de hoy de las tres nominadas, a la postre ha sido lo que de verdad ha traído algo de emoción, la consecuencia de ver a Paula y Shaima nominadas en una semana a cara de perro. De lo de Loli y su inmunidad o los tiros cruzados de los votos no merece la pena, el miedo impuesto por Fran y la hipocresía seguían sentados en los sillones aunque fuesen de cara. Ver a Omar crecido sabiendo que Paula ha salido nominada y ellos no, da que pensar en la inopia en que viven allí dentro y en la forma en que se interpretan algunas acciones, de ahí que algunos durante la madrugada aún permanezcan rallados. Una semana sin salir nominados equivale a dos semanas de éxtasis, algunos ven avanzar la edición multiorgásmicos, otros ya se están viendo ganadores y nosotros, muchos, ojipláticos. Lo de Aza con Juanma y lo de Yoli con Jhony, lo seguiremos intentando. Os lo prometo.

23 de octubre de 2014

SECRETOS DE ALMOHADA


    Hace un rato veía la casa a través del veinticuatro horas, estaban todos los concursantes prácticamente, excepto dos o tres. Cantaban, bailaban algunos por el suelo otros encima de las camas, ellas se vestían de ellos y ellos se vestían de ellas, se reían, iban de un lado para otro, Shaima daba golpes en la pared y los demás le seguían el ritmo... me quedaba mirándoles, la cámara enfocaba a uno, a todos, de nuevo a otro.... veía a Aza, a Hugo, a las primas, a los primos, al torero, a Paula, a todos. Y me preguntaba cuál de ellos podría ser el ganador de esta edición, pensaba que Juanma que parecía el más cuerdo de todos, en otro momento Luis, o Aza, o quien sabe si Hugo tal vez, o Alejandra, Paula. Conforme lo iba pensando, la cámara los volvía a enfocar y conforme se me iban mostrando se me iban quitando de la cabeza, es imposible me decía, no lo veo, es cierto, no lo veía. He descrito lo que veía, no lo que pensaba.

   En realidad, pensaba que estaban haciendo el tonto y que estaban pasando el rato como graciosos adolescentes en una fiesta mala de cumpleaños. Conforme pasa el tiempo y avanza la edición, más me convenzo que al final el casting no ha sido tan bueno como pensábamos. Algo está fallando y no quiero pensar que sea yo. Me fui con mis ideas a otras cosas y al cabo del tiempo volví a la casa, y me encuentro a todos durmiendo, pero la cámara enfoca a Yoli encima de Jonathan cuchicheando, oigo a ésta decirle al primo que tiene miedo de irse mañana. Le contesta que la cosa está entre ella y Shaima, sí, he oído bien, menudo apoyo me das, oigo a Yoli quejarse... pero que no te preocupes, le dice el valenciano, porque has sido en todo momento tú misma. Apagué el veinticuatro horas. Me preguntaba como se puede ser uno mismo en todo momento; de las veces que he oído decir eso a alguien, la mayoría ha sido dentro de esa casa. Esa debe ser la casa mágica, aquella donde los concursantes se convierten en ellos mismos. Eso les tranquiliza y les hace sentir bien.

   Mejor dejo de lado lo que he visto y decido escribir estas letras sin pensar en eso. Me acuerdo de todo lo que he leído, de los comentarios, de los minutantes, de la gente que se han pasado el día delante de esa pantallita pequeña y cuenta en ese momento lo que está viendo y se lo transmite a los demás que a lo mejor no pueden a esa hora. Me hago una composición de todo lo que ha sido el día, intento acordarme de todo un poco. Me río porque me acuerdo de las negritas del minutado a las que hay días que echo de menos, son como el termómetro que mide la temperatura de lo que pasa o no en la casa. Hoy no han destacado mucho, es víspera de expulsión y mañana hay gala. Se me acaba de venir a la memoria algunos momentos que perfectamente describían hoy cuando hablaban de las pelotas de tenis caídas del cielo ayer con sus respectivos mensajes dentro, ha sido un tema muy debatido hoy y me ha llamado la atención.

   Toda la gente andaba un poco desconcertada porque no sabían muy bien lo que pensar, algunos decían que debían castigar a Azahara por no darle cuenta a la dirección, otros disimulaban su extrañeza de ver que se estaba permitiendo que algunos concursantes tuviesen el privilegio de contar con información del exterior. Se especulaba con esa media hora en que ha vuelto el ojo de la censura mientras los concursantes estaban encerrados en el confesionario, algunos más atrevidos hasta se permitían pensar y escribir que estaban recibiendo órdenes de los de arriba de como debían de actuar en relación a ese tema, otros que intentaban evitar que se hablase de ello. Lo cierto es que no sabemos nada, todo son especulaciones, que si uno de los mensajes se lo dedicaba su novio a Aza y le decía lo mucho que la quería, que si el otro decía que no se fiasen de Fran ni de Shaima, es posible que todos crean que todos lo saben y que quién no podemos enterarnos éramos nosotros, me extrañaba mucho que eso fuese así cuando circulan vídeos y todo, no sería en todo caso el secreto mejor guardado del mundo. Lo mismo era una artimaña para no romper alguna secuencia de la gala que nos van a ofrecer esta noche. Uno ya no sabe lo que pensar.

   También dicen por ahí que van a castigarles a Aza y a Omar con una nominación directa por lo ocurrido, uno por su violencia verbal del pasado lunes con Paula y la otra por ocultar la información a la que antes nos hemos referido. Supongo que serán habladurías de la gente que como no está pasando nada relevante se dedican a especular. En realidad no sabemos nada. Bueno sí, han confirmado que esta noche iban a nominar en positivo y a la cara, otra ventana abierta a las especulaciones, parece que nunca nos ponemos de acuerdo con nada. Alguien ha dicho que dependiendo de quien nomine primero así le iría, si el primero es Omar y nomina a Fran por ejemplo, cuando nomine Fran le va a devolver la nominación con el argumento que se le ocurra, todo estaría justificado. Podremos verlo así, ojalá suceda y se de la carambola que se nominen entre todos y salgan un montón nominados. Como son en positivo, siempre nos quedará la curiosidad de ver quien se atreve con quien.

   Me conecto de nuevo y veo a Yoli abrazada a Jhony mientras alguien ronca al fondo pero no acierto a descubrir quien es. Me sorprende que a estas horas esté la luz de la habitación encendida, eso debe ser porque alguien se ha levantado y lo mismo ha hecho una excursión a la cocina. Es extraño. Es muy tarde. O lo mismo es que alguien se ha desvelado y no puede dormir. Sí, será eso. Voy a tomar un café y apago ya el veinticuatro, tengo que ponerme a pensar en lo que voy a poner en la entrada de mañana. Total, como no ha pasado nada...

22 de octubre de 2014

EL TAHÚR DE GUADALIX


   La única persona en el mundo que en su vida ha discutido con nadie. Llevamos un mes de concurso y es verdad que nunca lo hemos visto discutir con nadie. Cabría preguntarnos si estamos delante de una persona normal o solo se trata de un ser único e irrepetible. He de confesar que de personas así suelo desconfiar, seguramente la mayoría de los mortales somos lo suficientemente imperfectos como para poder imaginar que alguien no lo sea, no me puedo imaginar una vida entera sin haber disfrutado del placer de haber discutido alguna vez con alguien aunque luego te hayas reconciliado y tener la posibilidad de poder disfrutar de ese doble placer. Algo se está perdiendo, y me temo que llegar de esa guisa hasta el final no le debería hacer a nadie muy feliz. O eso, o estamos ante un embaucador profesional.

   Tengo la impresión de que su vida siempre ha sido un puro negocio y que su estancia en la casa está siendo una prolongación de su propia profesión. Fran no está viviendo la experiencia, está especulando con ella y haciendo de su estancia una simple transacción. Sus compañeros no son compañeros sino mercancías con las que poder obtener un beneficio. La gente piensa que es pura estrategia y que hace muy bien aprovechar sus cualidades para sacar la máxima rentabilidad del juego, en ese aspecto solo nos quedaría aplaudirle y reconocerlo como un excelente jugador. Sin embargo, algo me dice que detrás de esa impresión se esconde un halo de cierta desconfianza. Será que no estamos muy acostumbrados a tratar con cierto tipo de negocios.

    En Gran Hermano siempre hemos admirado a aquellos concursantes que han sido nuestros cómplices y nos han hecho partícipes de su estrategia, de aquellos que han compartido con nosotros todos sus movimientos, Fran no lo está haciendo, seguramente está siendo un buen negociante pero un pésimo jugador. La experiencia me dice que este tipo de jugadores tienen fecha de caducidad, sus movimientos sobre el tablero parecen inteligentes pero al final siempre acaban por sucumbir ante un jaque inesperado, es el típico jugador triste que va a su puta bola y se empeña en no regalarte ni un solo autógrafo. Su historia se está escribiendo a un muy corto plazo, es lo que suele suceder con los especuladores, beneficio fácil y rápido, y para eso no se discuten las formas, el objetivo es el que es.

   Su astucia está fuera de toda duda, su falta de escrúpulos también. Solo mira por un interés fijo que le ayude a engordar su cuenta y la de su protegido, para ello no escatima en artimaña alguna, repito que su concurso solo es un negocio. Nunca le temblará el pulso para decirte aquello que te gustaría oir, regalarte los oídos o hacerte sentir querido y apreciado, es zorro viejo y sabe de trucos, entiende de debilidades como buen intermediario que es y no tardará ni un solo segundo en reconfortarte y hacerte sentir bien. Te regalará la luna si fuese necesario con tal de llevarte a su terreno. Su arma es la elegancia, un hombre de bien que solo te da excelentes consejos, su experiencia te embruja y no te permite dudar, forma parte de su trabajo.

   Estudia a sus presas de forma concienzuda y resalta sus puntos débiles, los marca en rojo y los explota, no tiene prisa. La ingenuidad de los veinte años solo hace el resto y él lo sabe. Se nos presenta como el hermano mayor, el que te protege y te guía por la buena senda, si te desvías del camino te llamará la atención con tal sabiduría que le terminarás dando incluso las gracias. Has caído en su trampa. Su presencia se te hace indispensable, es el rincón del consuelo donde siempre vas a recibir una palabra bonita y amable, sus tentáculos son enormes y abarcan mucho, es su experiencia en estas lides, su embrujo te ha cegado hasta el punto de no plantearte malas tentaciones, de él nunca hay que dudar ya que siempre querrá lo mejor para ti. Ese es Fran, y ahora todos nos diremos, olé y olé.

   Todo es mentira. Tenemos que volver al principio, solo hemos descrito una estrategia, hemos hablado de negocios y hemos configurado una figura omnipresente. Ahora hablemos de Gran Hermano. De un concurso de convivencia donde habitan personas que son observadas desde fuera pero que no participan en ciertas negociaciones, solo observan y callan. Es la otra parte del concurso, nosotros, los que todo lo vemos, ese ojo omnipresente que a muchos pasa desapercibido. Fran ha cometido un error de principiante, lo que tiene de astuto para los negocios lo tiene de pardillo para el concurso. Nos ha infravalorado y no nos ha hecho partícipes de su estrategia. No lo ha pensado, y nosotros solos hemos tenido que adivinar sus intenciones, y le hemos calado. Hemos visto su jugada y su plan maquiavélico para mover sus fichas en el tablero, nos hemos percatado de su astucia pero también de sus intenciones, y nos ha intentado engañar. Un error muy común pero mortal de necesidad en Gran Hermano.

   La falta de humanidad, de sensibilidad, de complicidad o  de empatía debe ser típico en aquellas personas excepcionales que a fin de cuentas no suelen enfadarse con nadie, no les es necesario, no les renta esa pérdida de tiempo para sus intereses, el oscurantismo y la falsedad de sus principios están más que justificados si el objetivo que se pretende es tan loable como unas cuántas acciones que les permita sobrevivir por encima de sus posibilidades... o de las posibilidades de los demás.






21 de octubre de 2014

PUTANESCA...

   Comentaba Loli con Yoli algunas peripecias sobre la cafetera, Fran se encontraba justo detrás de estas y Paula a un metro de ellas, de pronto Loli le explica a la manchega algo sobre la cafetera que tiene en su casa, “Tengo una en mi casa y además se ha roto la puta”. Paula, que está al lado suelta de repente, “putanesca”. Fran que apenas se percata de nada, le comenta a Loli, “ha venido ya, ha venido ya”, supongo que refiriéndose a la cafetera que están intentando arreglar o se llevan entre manos. A lo que Paula, se vuelve hacia Fran y le dice, “no, se ha ido ya...”. De pronto Fran, relaciona lo dicho por Paula antes y lo que acaba de decirle ahora. Lanza una expresión acompañado de risas, uahhhh, jajajajjaja. Así de claro lo digo, se le oye decir a Paula, que también está relacionando todo, ahora incluida la risa sarcástica de Fran. “Bueno, yo no digo nada” se oye al fondo la voz de Fran. Yo no he dicho nombre ni nada, dice Paula, dirigiéndose al apoderado. Eso te ha salido del alma, le responde. Pues fíjate que a mi nunca me salen esas cosas, pero esta se me ha cruzado, concluye Paula.

   Una broma que sale de la nada, pero que dirigida hacia Lucía, y en manos de Fran es toda una bomba. Paula se da cuenta de todo, e intenta quitar hierro al asunto, pronto empiezan los consejos, no digas nada, mejor. Vitín que está por allí aunque sin enterarse de nada se percata de la situación. Paula le cuenta lo que ha pasado bajo la atenta mirada de Loli, el episodio empieza a circular de boca en boca. La misma Paula después de contárselo a Vitín, quien le dice que no pasa nada pero que no lo haga más, se lo cuenta a Shaima, Alejandra y a Luis, le intentan quitar hierro al asunto, la misma Paula dice que no tiene nadie porqué ofenderse y que si tiene que hablarlo con ella lo hablaría.

   Por otro lado, y mientras tanto, Fran se encarga de contarle lo ocurrido a Juanma y a Hugo, haciéndoles saber que se va a liar gorda porque Paula se lo ha contado a Shaima y se va a enterar todo el mundo. Al cabo de dos horas, Vitín que se encuentra con Omar y Alfredo hablando de Shaima, le cuenta el episodio que le ha contado Paula sobre el incidente de la cafetera sobre Lucía, Omar estalla despotricando de Paula a la que tacha de “puta borracha” y “despechada”, posteriormente se dirige a Paula, diciéndole que allí, “la única puta que hay eres tú”, y ahí empieza el enfrentamiento, Paula intenta decirle que no lo ha dicho con ninguna intención, que había sido una tontería y que si tenía que pedir perdón se lo pediría, Omar prosigue con sus insultos hacia Paula mientras ésta le tacha de patético y amargado.

  Más o menos este es el resumen de lo acontecido. Después de todo lo ocurrido, vemos a Fran posicionarse del lado de Omar y entendiendo su postura, es normal que haya reaccionado así, mientras por otro lado, Luis, intentando aconsejar a Paula para que no hable más del tema. Curiosa la postura de esta pareja, teniendo en cuenta que todo lo ocurrido lo ha provocado Paula, si, pero al ver la reacción de Fran ante el desafortunado comentario de Paula. En el momento que Paula ve a Fran riéndose de lo que ha oído y jactándose, Paula se da cuenta de la repercusión que podría tener aquello y es cuando intenta quitar hierro al asunto, pero la mecha ya estaba encendida.

   Es lo más importante de lo ocurrido en la casa, una casa que empieza a cercar a una Shaima rebelde que poco a poco está generando no pocos enfrentamientos, muchos de sus compañeros empiezan a estar un poco hartos de ella siendo el blanco fácil a su vez de todo lo malo que acontezca, en el mismo enfrentamiento de anoche hubo dudas entre muchos de los concursantes de si no habría sido ella quién lo habría difundido todo. Su comportamiento peculiar está ayudando a esa desconfianza, cada vez se la ve más rebelde y protestataria, sabedora de la situación la está llevando al límite a pesar de todo, es como si pareciese que se encontrase mejor en ese ambiente hostil.

   Cada uno busca el protagonismo con sus armas, unos de forma más sibilina que otros, pero poco poco se van dejando ver las costuras. Existe mucha susceptibilidad en la casa, la nocilla ha sido argumento de no pocas anécdotas, la limpieza sirve de excusa en cualquier momento para que alguien estalle, la misma prueba está separando un poco más al grupo y es tertulia obligada para muchos comentarios. Existe mucha hipocresía entre todos, aparentemente todo parece ir de maravilla y que la convivencia está siendo llevadera pero solo es un espejismo, el juego subterráneo está a la orden del día, lo que pasa que siempre estalla por el mismo lado. Algunos concursantes se están desgastando en exceso mientras otros permanecen impolutos.

  El enfrentamiento de ayer entre Paula y Omar solo es un sinónimo de los nervios que afloran en la casa, de un agotamiento excesivo para el tiempo que llevamos de concurso pero que demuestra el riesgo que están asumiendo unos concursantes en detrimento de otros. El fuerte carácter de los contendientes dio una imagen violenta de lo ocurrido, Paula sin perder los papeles aparenta un cuerpo a cuerpo más directo debido a sus potente expresividad mientras Omar sin parecer tan exaltado hiere mucho más con una violencia verbal más que discutible. Algunas de sus frases anoche dirigidas a Paula darán mucho que hablar y serán objetos de debate. Como sin duda también lo será la actitud de Fran y de Loli que administran los conflictos de los demás a su conveniencia, encendiendo muchas de las mechas para resguardarse detrás de su propia cobardía. Sin duda, en lo que viene después de cada cosa que pasa en la casa ellos son los amos.

  Por cierto, putanesca es una salsa italiana cuyos ingredientes son el aceite de oliva, guindilla, filetes de anchoa en salmuera, puré de tomate y ajo al gusto, muy utilizada para acompañar cualquier tipo de pasta y Yolanda y Jonathan han pasado la noche juntos, abrazados y acarameladitos.... eso si, también con un dolor de muelas por medio.






20 de octubre de 2014

YERMO


   La última hora del triángulo Omar-Paula-Lucía, el desencuentro entre Alfredo y Yoli, el mosqueo de Azahara con una canción de los primos y la morriña de Hugo, estos han sido los episodios más importantes sucedidos en la casa, según el debate. La verdad es que la casa desde el jueves ha tenido poco movimiento, la prueba que están haciendo tampoco esta vez está ayudando mucho y el veinticuatro se convierte a veces en infumable. Supongo que después de un mes analizando a los concursantes da un poco de pereza volver a las andadas, son los acontecimientos los que nos tienen que invitar al debate pero éstos son poco trascendentes y más propios de relatar en el momento que ocurren. No nos invitan mucho a la reflexión. El comportamiento de los concursantes no nos distrae mucho y las expectativas de que ocurra algo importante no son muy halagüeñas.

  Supongo que el morbo que genera el comportamiento de Omar con respecto a Paula una vez abandonada la casa  Lucía mantiene un poco en alerta a los seguidores, aunque sinceramente creo que está el tema ya muy agotado. Una cosa sí han conseguido y es que el foco siga pendiente de ellos y cualquier cosa que les suceda por pequeña que sea se le de una trascendencia mayor a lo mejor de lo que realmente sea. Supongo que serán vagas esperanzas de que suceda algo aunque sea llover sobre mojado pero que nos saque un poco de la rutina en la que parece deslizarse las últimas jornadas la casa.

   Los mensajes escritos en las camisetas fue la excusa que esta vez puso la organización a modo de cebo para intentar rellenar de contenido la fiesta del viernes pasado, no hubo muchas sorpresas aunque el deseo de quien lo esperaba pudo verse cumplido, Paula escribió su “por una historia interminable” en la camiseta de Omar y éste le devolvió el mensaje con un irónico “Hawaii, Bombay, son dos paraisos”; mensajes que dieron más que hablar aquí fuera que a ellos mismos, insisto en que tienen ambos la lupa puesta, pero más por deseo nuestro que por el de ellos. No dio mucho más de sí la historia y ninguna señal nos indica que vaya a cambiar la situación en un futuro próximo, máxime cuando Paula se ha confiado en Luis y éste le fiscaliza todos y cada uno de sus pasos.

  Tras la nominación del jueves, y ante la pregunta de Mercedes a cada uno de los nominados sobre quién para ellos merecería salir, Yoli apuntó hacia Alfredo y por defecto en su grupo de quién dijo que no estaban siendo muy claros y los veía un poco falsos, respuesta que no fue pasada por alto por Alfredo que en cuánto se lo contó al resto de su grupo montaron en cólera contra la manchega y propició duros enfrentamientos primero por parte del mismo Alfredo y después por parte de Vitín. He de reconocer que el comportamiento de Alfredo en algunos momentos ha sido demasiado intenso, rozando un poco lo violento como en el encuentro del confesionario. La discusión de Vitín con Yolanda también se presentó bastante subida de tono, nada nuevo por parte del madrileño que no es la primera vez que nos regala escenas de este tipo.

   Una canción tarareada por los primos, “Torero”, hirió la susceptibilidad de una Azahara bastante sensibilizada por el tema y le hizo llorar y encerrarse en el baño, siendo enseguida consolada por algunos compañeros y tras el intento de Juanma de apaciguar los ánimos en el confesionario, empeoraron un poco las cosas volviendo a tararear otra canción similar “ese toro enamorado de la luna”, que hizo saltar de nuevo a la malagueña y pedir salir de allí de manera apresurada.

   En un momento dado, algunos compañeros encontraron a Hugo emocionado en el sofá del salón, y según confesó el gallego estaba atravesando un episodio de morriña acordándose sobre todo de su hermano a quién echaba mucho de menos a pesar de sus diferencias, para él que no había salido de casa más de cinco días seguidos, en algunos momentos la convivencia y el alejamiento de su familia se le estaba haciendo muy cuesta arriba.

   Estas pinceladas que acabo de relatar de manera muy sucinta fueron junto con la entrevista de Lucía, la piedra angular del debate de anoche, sin contar el ridículo juego al que sometieron a Belén Rodriguez y a Dani Santos que casi acaba en tragedia pero más por lo esperpéntico que por otra cosa. El resto del argumento ya es de sobra conocido por todos porque viene a ser repetitivo, un cementerio de elefantes ávidos de cámara y de dos segundos de gloria para que nadie se olvide de ellos a la hora de quedarse en el aire alguna propuesta menor, cada debate se convierte en un canto efímero a la fama que pudo ser y no fue, aunque si al menos alguno dijese algo con cierta coherencia y no aspavientos exaltados con premura para no malgastar los tres segundos que les dan podríamos hablar de otra cosa, pero así, con la desidia que se nos está presentando domingo a domingo no nos hace sino pensar en un espacio en decadencia que solo sirve para rellenar un hueco de la parrilla por pura necesidad.

    Es la historia de casi tres días en la casa y el universo Gran Hermano, donde todo se magnifica y el tiempo transcurre como en otra dimensión. Se requiere de algo más o la gente se va a empezar a aburrir pronto, si el debate ha de centrarse en adjetivar el histrionismo de Paula como verdadero o falso, en las salidas de tiesto de Shaima, las vidéncias de Loli o las peripecias quijotescas y clericales del torero, que al veinticuatro horas les pongan el piloto automático porque el libro va a costar en llenarse.