30 de septiembre de 2015

AMORFIA


   Nunca nadie ha compartido su juego con la audiencia en Gran Hermano. Algún día a alguien se le ocurrió para justificar su apoyo a algún concursante que es que compartía su estrategia con nosotros y por eso, todo lo que hacía, sea bueno o malo, debía ser perdonado o indultado. Compartir el juego con la audiencia son los padres, y lo que se supone una frase de calado por innovadora parece ser que ha sentado cátedra en los anales de nuestro reality preferido. Nunca una idea ha sido tan equivocada y tan sobrevalorada, tanto que hasta los que dícense llamarse “expertos” como Belén Rodriguez asumía anoche una idea tan descabellada como ciencia. Ni el mismísimo Pepe Herrero en su edición compartió su estrategia con la audiencia pese a la cantidad de tinta que se ha vertido estos años. Él fue un visionario, un adelantado al programa, siempre iba cinco minutos por delante de todos, veía lo que nadie veía, como buen observador que era intuía a los demás compañeros y sabía por donde iban a salir. Luego, al proclamarse ganador y tras haber dejado en ridículo a los demás se le ha hinchado su juego hasta elevarlo a los cielos.

   ¿Quién osa decir que está compartiendo su juego con una cámara detrás de ti por metro cuadrado?. Sí, aquellos que se van al confesionario y te dicen: “yo soy el malote de la casa, ahora voy a meter mierda entre todos y yo a reirme de todos, ellos, juajua, que malo soy...” y algunos van y dicen, es que está compartiendo su estrategia con nosotros. Perdón. La estrategia en todo caso la estará compartiendo el realizador que en ese momento ha decidido sacarte ese confesionario para que tú lo veas, del mismo modo que durante veinticuatro horas te saca aquello que al programa le interesa, con cien cámaras soplándote el cogote a ver quién es el guapo o atrevido que no se atreve a compartir su juego con nosotros.

  Desmitificando burdas teorías ahora resulta que Suso es el que inventó la pólvora porque mirando a cámara te está diciendo voy a liarla, y va y la lía, y lo convertimos en genio en cero coma porque está dando juego. Cuando Mayte la semana pasada la liaba sin necesidad de mirar a la cámara vamos nosotros y la echamos a la hoguera, le hacemos un juicio final y casi la obligamos al exilio, está loca era lo más bonito que se podía leer o escuchar. El mismo baremo podremos utilizar para hablar de aquel que se tira las veinticuatro horas en la cama, también está compartiendo su juego con nosotros. ¿Que no?. Lo fácil es apropiarse de ciertos clichés que suenan bien para darnos entender que el salir en televisión te da cierto prestigio como catedrático en la materia. Algunos deberían hacérselo mirar. O deberíamos. Cuánto daño está haciendo twitter.

  Ayer se consumó la idiotez más grande en años vista en prime time, algunos hasta se sorprenderán al conectar la tele y ver a Mayte en el plató de T5 dejándose manosear por las garras de la inoperancia más absurda, participar en ese circo sólo te ayuda a echar por tierra toda la popularidad adquirida en apenas una semana y formar parte del engranaje. La comprendo si los doscientos o trescientos euros que te van a suponer más la participación de pantalla o el que hablen de ti te merece la pena, hacer el ridículo más espantoso por unas migajas de share sólo está a la altura de aquellos que seguramente tras horas de reuniones deciden contraprogramar “Mar de Plástico” con un juicio final que justifique el bodrio de tongazo que te tuviste que sacar de la manga para justificar lo injustificable. No bastó con expulsarla, sino que tenemos que tragarnos que encima nos hicieron un favor como ya quedó demostrado anoche. Tengo mis dudas sobre si el juicio iba contra Mayte o contra el programa, porque hay que ser tontos para poner en tela de juicio por reincidencia la mala praxis de la cadena. Nosotros no metemos la pata, sois vosotros los que la metéis, y hoy os lo vamos a demostrar. ¿Veís? Ya lo decíamos nosotros, Mayte está en la calle porque ha sido mala. Por dior...

  A pesar de ellos el concurso sigue, y ayer tuvimos un remake editado de la actualidad más rabiosa de Guadalix. De nuevo se levanta el telón, ponemos el veinticuatro y vemos a Suso hablando con Raquel en una cama, el chivato de turno que va con el cuento a Sofía y esta que estalla, preparados que estamos en antena en tres, dos, uno, y cuando estamos todos juntos, preferible a la hora de la comida, una le llama a la otra “guarra” y empieza el pifostio. Marta, te toca. Prepárate. Listo. Y volvemos de nuevo a lo mismo, “mala pécora” se lo había aprendido bien. Lo de la entrada de Aritz en la discusión, las posteriores lágrimas de Raquel, los cuchicheos posteriores, las rajadas acompañadas de amenazas con puntos, las desconfianzas, traiciones, me ha dicho, me había dicho, yo lo oí, le dijo, es que.... sin contar al bufón de turno que me da hasta pereza nombrar si acaso ya lo iremos leyendo en posteriores escenas. Habrán muchas más.

   Todo parece que ni niquelado. Jamás podríamos haber previsto algo así, ni en la más pesimista de las quinielas podríamos aventurar semejante mina. Suso el grande, que está haciendo de su casa un sayo, donde pone el ojo pone la bala y donde abre la boca muere un gatito, ya si acaso cuando salga todo aquello de la doble moral que tanto gusta a la cadena presumir lo comentaremos, ¿verdad que si, Merceditas?. Pero ahora no toca, ahora es el rebelde sin causa que se ha puesto el concurso por montera y ha dicho, va a arder Troya, y oigan, que estamos encantados, le está saliendo fetén. Los demás le siguen el rollo, Sofía en su papel víctima de los peores bajos instintos lo está bordando, Raquel en su papel de cenicienta intenta ajustar su zapato, Marta cuando se mira al espejo y se convierte en bruja malvada se está gustando, a Muti su traje le viene que ni pintado y los atrezos restantes en perfectos actores secundarios, falta la musiquita del violín pero todo se andará.

   Dos grupos encantados de conocerse. No importa si hoy estás aquí y mañana allí, si acaso vete tú para allá hazte amigo de este y sonsácale, Muti, tú a lo tuyo que yo voy a soltar la bomba, estaos preparados, suena una voz en off, Marta, atenta, Quique tú sigue así que lo estás haciendo muy bien, Han y Aritz, vosotros a lo vuestro como siempre. Si no fuese porque lo de los grupos está amañado les obligaría a hacerse la prueba del alcohol por como lo están bordando. Y ahora, si, ya podemos hablar de Suso y sus estrategias, como lo está moviendo todo y encendiendo la mecha, para eso hay que valer, no lo puede hacer cualquiera.

  Está siendo todo perfecto. Hoy hablaremos de transgresiones voluntarias y boicot a la prueba, todo un clásico, como el recenar de madrugada o robar comida, y es que para los nostálgicos también tenemos guión, y en este caso tampoco podía fallar. ¿El malo malote? ¿No lo sabíais? Suso. Los pardillos, como siempre, los otros...

… Y nosotros.

29 de septiembre de 2015

SI FUESE VERDAD...

     Como sabéis acostumbro casi todos los días a hacer un leve repaso a la actividad de la casa aunque solo sea con unas líneas. Hoy ni tan siquiera las tengo. No estoy diciendo que no es que no haya pasado nada, seguramente para muchos de vosotros la casa es un hervidero de cosas que están pasando y a lo mejor yo me lo estoy perdiendo, no. Claro que no. Lo que pasa es que lo que pasa no me seduce como para tener que contarlo sin caer en la tentación de repetirme un día tras otro. Cuando te pones a escribir una entrada siempre sueles tener suficiente material para poder hilvanarlo y darle un cierto sentido. No se trata de cambiar unas frases, unas situaciones de lugar o simplemente algún suceso que dentro de lo cotidiano nos alerte y nos haga subrayarlo como importante, los que me conocéis sabéis que no es así. Una frase mal dicha o sacada de contexto, una reacción, una actuación puntual no puede variar el concepto que nos hayamos hecho sobre una persona, la trayectoria de un comportamiento sí que nos hace cambiar a veces de parecer no sin antes habernos asegurado de que no es algo pasajero.

   A éstas alturas, y apenas llevamos unos pocos días, creo que quien más y quien menos no va a dejarse sorprender por la actitud de ninguno de los concursantes, algunas reacciones podrán llamarnos la atención de manera puntual, impresionarnos o simplemente certificar algo que en el fondo esperábamos o sabíamos. Hay a quien le cuesta más exponerse, a quien se le ve venir enseguida, a quien nos cuesta más trabajo conocer o quien sabe, lo mismo también hay gente cuyo comportamiento viene envuelto en un papel o una actuación brillante que al final nos obligue a decir touché, y más teniendo en cuenta el argumento de esta edición en el que ya de serie se les obliga por norma a no ser realmente quienes son ni comportarse como son. Pero no. No existe el papel perfecto, al menos no para los seguidores de Gran Hermano.

   Y a estas alturas de la entrada es cuando vosotros os hacéis la pregunta de hacia donde quiero llegar, qué es exactamente lo que quiero decir, bien, lo que quiero decir es que observando uno a uno a los concursantes de esta edición no veo a ninguno con la suficiente fuerza, con el suficiente carisma como para atreverme a decir, éste reúne el perfil de ganador de la edición. Ya sé que a veces no gana ese perfil, sino son las propias circunstancias del concurso quien aúpa al podio a quien al principio menos imaginábamos, pero para eso tendríamos que dejar pasar un poco el tiempo y ver como se produce todo el desarrollo. Estamos donde estamos y en el momento en que estamos. Sé que Aritz por su aparente normalidad o cercanía está para mucha gente en lo alto del ranking, es una opinión personal el hecho de que la necesidad de subirnos a algún tipo de tren nos lleve a precipitarnos a veces pero soy consciente de los motivos que llevan a mucha gente a dejar entrever tal decisión, por muy prematura que parezca.

    Su personalidad puede convertirse en un espejo, o mejor dicho, la personalidad de los demás podría producir ese efecto rechazo que nos hace descartar cualquier vinculación con el premio final, y dentro de lo malo, o dentro de lo bueno, quizás quién más se asemeje a un comportamiento normal parecido al nuestro sea el suyo, es decir, al final por unas cosas u otras terminamos idealizando a un concursante a nuestra imagen o semejanza. Es en este punto cuando me salto todos esos clichés que aún están por llegar de solidaridad, victimismo, injusticia, diversión o simplemente empatía que a veces nos hace decantarnos por otras opciones menos comprensibles.

   Mientras en este lado empezamos a sospechar de grupos, de líderes, de atrevimientos o líos que se van formando y nos hacen ir tomando posiciones, su situación allí no deja de ser una réplica exacta de lo que esperamos de ellos, de aquello que nos pueden ofrecer. Es curioso no obstante el papel que Aritz está desempeñando en la casa, aunque se le esté encasillando en uno de los grupos, él permanece al margen, su único grupo reconocido es el que forma con Han, ambos han formado su propio microcosmos, un universo en miniatura desde donde poder acceder a los demás y poder recluirse al mismo tiempo, protegerse. En el extraño mundo de los secretos, en principio es uno de los que no tienen secretos, al menos aparentemente, aunque como siempre la gente sospecha de algún tipo de juego paralelo en el que casi como en sueños aparece un secreto en forma de llave.

   La versión oficial es que su secreto es que no tiene secreto. Su presentación y posterior descubrimiento deja entrever una serie de dudas respecto a la veracidad o no de su historial, su mero aspecto físico despunta dudas incluso sobre su edad real, su madurez, su templanza, el comportamiento exquisito con que está soportando su relación con Han, su papel mediador en los conflictos o ese karma que parece que transmite dan la sensación de que es el elegido, el mejor preparado para el triunfo final. Creo que nos estamos precipitando. Todas esas dudas en las que reparaba al principio podrían jugar en su contra aunque el equilibrio que ejerce y la cercanía que transmite nos haga sentirnos cómodos y seguros con su elección.

   ¿Dónde está el truco? Nos podríamos llegar a plantear. Demasiado perfecto para un concursante de Gran Hermano del que esperamos ver hasta la última de sus costuras. Lo mismo es que su humanidad está muy por encima de cualquier atisbo de jugador a la antigua usanza y eso nos esté dando pie a sobrevalorarlo. Lo mismo su bonhomía nos está ocultando otras facetas del juego propuesto por la organización y entre ambos nos hayan tendido una trampa, con lo cual, todo lo dicho anteriormente no tendría sentido ninguno. Simplemente nos ha llamado la atención y en esa fase estamos. No sé quién tiene más peligro de los dos, si Suso al que vemos venir de frente y en cero coma ya sabemos de que pie cojea y nos genera un rechazo frontal o Aritz del que apenas extraemos unos síntomas externos que nos calan y nos tocan la fibra pero que intuimos esconde algún tipo de secreto añadido en que podamos vernos sorprendidos.

    Mucho paralelismo veo en otros ganadores de Gran Hermano como para tener que conformarme ya. Su valentía para enfrentarse a los conflictos, su claridad a la hora de hablar, su fiel escudero, el respeto que se ha ganado casi sin hacer nada, la incipiente admiración especial que por un lado Nietzela y por otro Han ya le profesan y podría desembocar en un altercado de altura, la cocina, elemento importante donde los haya, y porqué no, su gracejo típico vasco insustituible a pesar de todo no hace sino confirmar al menos las dudas que muchos espectadores presienten.

¿Y si fuese verdad?


28 de septiembre de 2015

DOS TONTOS MUY TONTOS...


    Habrá quien piense que la casa después de Mayte ha pasado a mejor vida y ha vuelto a colocarse en pleno centro de cualquier aldea del Arce que se precie, también lógicamente habrá quien opine justo lo contrario, que ahora es cuando más interesante está al poder ir conociendo mejor a los restantes concursantes, absorbidos y diluidos por completo en sus inicios por el huracán navarro. Ni una cosa ni otra. No está la casa para ponerse a llorar, pero tampoco nos pongamos espléndidos y nos pongamos a lanzar cohetes. El fin de semana ha transcurrido entre una prueba infumable, de esas que se te hacen soporíferas y difíciles de digerir, alguna que otra bronca o bronquitas, que no sé yo si el hecho de gritar o levantar la voz de vez en cuando podríamos catalogarlo como bronca y la parece que aparición de dos grupos bien definidos entre los concursantes. Vayamos por partes...

   De la prueba no sé que decir, sólo que cuando pongo la tele y los veo me pregunto si no hay otras más entretenidas. Estoy convencido de que sí. Un premio de trescientos mil euros, nada más y nada menos, creo que bien merece “otras pruebas” más acordes con la “calidad” que se supone en un concurso con semejante premio. Pero lo mismo es mucho suponer... Broncas o bronquitas, Raquel en medio de casi todas, Suso por ahí, Quique por allá de trasfondo y observando, Aritz que siempre aparece casi al final para darle ese toque  de madurez y sentido, Muti que siempre aparece por medio y nadie le hace ni fruto caso, Han que se nos pone nervioso, las silenciosas que de todo se empapan, Sofía absorta en su universo paralelo, Marta que siempre interviene deja sus pildoritas y se retira, y Raquel que coge carrerilla y entra en sus bucles. Fijaos bien, siempre llevan la misma cadencia, excepto ayer que como era domingo nos amenizaron la sobremesa y nos entretuvieron un poco más.

   Después nada. La nada. Es decir se lían, hay bronca, o bronquita, y luego pasamos a los cuchicheos. He de decir que los cuchicheos también están antes de las broncas, por lo cual, la bronca es como la puesta en escena de los entrenos previos, y eso ocurre cada cierto tiempo, según le convenga a alguien, depende, los días de última hora y debate se suelen producir el mismo día, los días de gala suelen hacerlo un día antes para darle tiempo a los técnicos a montarlo todo. Los enfrentamientos entre Raquel y Marta ya se han convertido en todo un clásico, así como sus reconciliaciones. Obervadlas y veréis como en cada una, siempre hay unas cotas de protagonismo entre ellas, no falla. ¿Falsas broncas?. Yo ya no me fio de nadie...

   Y luego estamos nosotros. Que somos los que sacamos las conclusiones de todo eso, formamos los grupos de rigor, nombramos sus líderes y decidimos el ganador. Para ser rigurosos con todo el guión hay que enmarcarlo todo con un argumentario creíble. Las nominaciones, o el miedo, ¿qué digo miedo?, pánico a ser nominados, excepto Sofía que ya le va cogiendo el gustillo. Así ya hemos visto entrar en pánico supino a Raquel por dos veces, a Suso aunque luego fue salvado pero las secuelas de la nominación aún no se las ha quitado del cuerpo, a Muti y a Yvi que aún se encuentra buscando porqués en el más allá. Siempre nos quedará Paris, porque claro en el momento que surja el simple rumor de que alguien pueda ser nominado empiezan a sonar ruidos de sable, aunque sea mentira que eso es lo de menos, aquí la simple insinuación también nos vale. Para lo nuestro y para lo de ellos.

   Dicen los expertos que los grupos están más que claros y que salvo alguna turbulencia de esas que aletean de un sitio para otro según sean días pares o impares, la casa empieza a definirse. No sé, yo lo mismo estoy cegato porque no veo una mierda. Ni grupos ni leches, eso sí, afinidades múltiples como diría el gran experto en Grandes Hermanos, Muti. Se dice, se comenta que Suso es uno de los grandes líderes. Por Manitú. Si, en serio. Y sólo llevo un café con leche. El otro es Quique, que al más puro estilo Yago dirige sus campañas desde sus “reclinamientos” varios y en varias posiciones, sin despeinarse el tío. He estado observándoles, por curiosidad. Y he notado en uno de los supuestos grupos un tándem de lujo formado por su líder carismático que es quien piensa y dirige las aventuras y su fiel escudero Sancho. Dos tontos muy tontos, si queremos actualizar a la versión 2.0.

  Suso y Muti. Muti y Suso. Tanto monta. Uno, aquel que se las va a tirar a todas pero luego pasa de tirárselas (por su madre, todo otro clásico), aquel que le gusta Raquel pero se tiraría a Sofía o que se tiraría a Sofía para luego irse con Raquel pero que en realidad la que le gusta es Nied y la que vierte sus babas sobre él es Marta pero él ni se ha enterado. Yvi no, que él es muy leal y su palabra es sagrada aunque muera por ella. (sic). Sí, el mismo que nomina sin nominar, ese que da puntos sin que nadie se entere excepto los millones de personas que lo calaron tras poner el primer paso, los dieciséis concursantes, los cientos de trabajadores de Guadalix y hasta el tato Ito. Pero es igual, él vive feliz en su mundo feliz. Un ganador nato. Y con carisma de GH.

   Sólo los inteligentes, los líderes, los adelantados a su tiempo se podrían rodear de los mejores. Y él se fijo en Muti. Otro adelantado. Apadrinado por los montoyas, seguramente el hecho de ser un andaluz y negro le haría reblandecer el corazón a algún responsable de T5, con la carta de recomendación que traía desde Sevilla y el deje ese al hablar que tiene de echado para delante no creo que hubiesen dudas. Habían encontrado un diamante en bruto. Tanto que lo quisieron preservar durante unos días no fuese que nuestras emociones al verlo el primer día nos provocase algo raro, lo reservaron para dosificarlo poco a poco, invisible primero, sus palabras, su gracejo.... hasta que por fin hizo su aparición estelar. Cosa que por supuesto no pasó desapercibida para nadie y menos para ese captador de talentos llamado Suso, que enseguida se fijó en él y a él le encomendó las huestes para su causa. El jueves salieron los dos nominados, debieron tener algún problema técnico de última hora en su estrategia porque si no no se explica. Menos mal que lo arreglaron a tiempo, sus inteligencias y su capacidad de reacción libraron a uno de la nominación y al otro ni le aplaudieron desde plató. Desde entonces, andan crecidos.

No es para menos. Ahora son los putos cracks de Guadalix.



27 de septiembre de 2015

JUAN R.


Hace unos días se destapó el secreto de Marina. Marina no sólo no era madre, sino que además para muchos estaba loca, porque su supuesto bebé no era más que un muñeco. Juan es un bebé reborn.

Que Marina esté loca o no, no es algo que vaya a aclarar yo. Yo sólo digo que a mi parecer Marina no está loca, ni tiene ninguna carencia afectiva ni ningún problema psicológico. A Marina le gustan las muñecas, y le gustan tanto que su dormitorio es casi un museo. Le gustan tanto que hace un tiempo decidió comprar un bebé reborn. Dice que sabe perfectamente que no es un bebé, pero que cuando se siente triste o nerviosa, Juan, que así ha llamado a su muñeco, la ayuda a relajarse y ver las cosas desde otra perspectiva.

Y digo yo... Quién soy yo para llamar loca o friki a una chica aficionada y coleccionista de muñecas? Quién soy yo para tachar de loca a una persona con una afición un poco exagerada a algo? No estoy yo de cara al 24h de GH mucho tiempo al día? No le dedico yo a mi afición mucho tiempo de mi vida? No me relaja y me ayuda a ver las cosas desde otra perspectiva? No me informo, busco, leo, indago, escribo y me relaciono a través de mi afición un poco exagerada a GH? Estoy loca?

Sé perfectamente de lo que hablo cuando hablo de muñecas y juguetes. Han estado presentes en mi vida desde mi infancia y no sólo por razones obvias. Los juguetes y las muñecas han sido el sustento de mis bisabuelos, de mis abuelos, de mi padre y el mío propio hasta hace muy poco. Conozco muy bien el negocio, y soy una enamorada de este mundo difícil, complicado y apasionante al mismo tiempo.

Un palo! Un paloooo! Dale un palo a un niño y se convertirá por arte de magia en un caballero medieval, en un arqueólogo, en el primer colono de Urano o en un mago maravilloso.... La imaginación no tiene límites. Y en eso consiste la creación de un juguete o una muñeca, en usar la imaginación y a partir de casi nada crear algo atractivo, novedoso, diferente... único. Pero como desgraciadamente los que nos dedicamos a este negocio ya no somos niños y no sabemos hacer magia, tenemos que esforzarnos mucho para que ese palo llegue a ser el objeto maravilloso que tenemos en nuestra imaginación. Y este es un proceso largo y costoso en el que participan muchas personas.

Los juguetes y las muñecas son algo muy serio, no sólo por la importancia que tienen en el desarrollo psicosocial y de las habilidades motoras de un niño, con toda la responsabilidad que eso conlleva, sino porque dan de comer a muchas familias.

Seguramente habrá alguien que me lea y que esté familiarizado con este mundo, pero para los que no, y para que os hagáis una idea de lo que cuesta desarrollar una "simple" muñeca, os lo voy a explicar un poco por encima:

Primero hay una persona o grupo de personas que tienen una idea de cómo les gustaría que fuera esa muñeca (o juguete). Desarrollan unos bocetos que pasan a un escultor o a un experto en 3D. En ambos casos se realiza un trabajo laborioso hasta conseguir la expresión que se busca, el gesto, la dulzura, la vivacidad, el equilibrio de los rasgos... se tiene todo en cuenta, hasta las uñas de los pies. Una vez que se llega a la "escultura perfecta", comienza el proceso de convertirla en un molde del que "nacerán" cada una de las piezas de vinyl que formará la muñeca. Es todo un espectáculo ver sacar las piezas de los moldes, sobre todo las cabezas, porque realmente parece que están naciendo.

Luego llega el turno de los decoradores. Ellos pintan muchas veces a mano y una por una las cejas, los ojos (en el caso de que sean decorados, o una máquina inserta los ojos móviles o fijos en las cuencas), el colorete, pecas, labios... de las muñecas.

El siguiente paso es la colocación del pelo. Se cose y se corta el pelo con unas máquinas especiales, y se las peina a mano una a una.

Mientras todo esto sucede, hay diseñadores que están pensando en la ropa, sus complementos, accesorios, están ideando el entorno de la muñeca, completando una vida para ella, buscando un nombre, metiéndose en las pequeñas mentes de las niñas y niños que van a jugar después... Por otra parte se diseñan las cajas y envases, se hacen fotos, catálogos, spots de tv en muchos casos...

No me quiero extender más, porque podría escribir folios y folios. Me dejo muchas cosas, pero lo más básico es esto.

El resto, lo que viene después, ya lo conocéis.... Un Paloooo!!! Un niño feliz.

Y ahora me pregunto...Cuándo se debe dejar de jugar con muñecas y juguetes?

No lo sé. Supongo que cuando deje de hacerte feliz.

Hay quien juega durante toda su vida a pintar soldaditos de plomo, quien construye casas de muñecas y las decora con más mimo que a su propia casa, hay quien colecciona coches en miniatura... Yo misma colecciono muñecas...rusas. Y hay quien conserva ese espíritu de niño y colecciona muñecas. Las hay de todo tipo: las que jugabas de pequeña, rusas, las de ojos grandes, las antiguas, en miniatura, (vale, también hinchables, que muchos lo estaréis pensando! jaja), e........ hiperreales, como los bebés reborn.

Si el proceso de creación de una muñeca normal y corriente es largo y laborioso, este mismo proceso para un bebé reborn se multiplica por.... diez, veinte o mil. Estos muñecos son total y completamente artesanales. Se cuida cada detalle al máximo. Los materiales con los que se fabrica son extremadamente caros y de una calidad exquisita. No sólo el aspecto del muñeco es idéntico al de un bebé real, sino también su peso, la forma en que debe caer su cabecita, sus brazos o sus piernas. Está todo estudiado al milímetro. Su ropa es como la de un bebé real... La primera vez que sostienes uno de estos muñecos entre tus brazos...no lo puedes creer.... es un bebé!. Sólo le falta lo más importante: respirar. Sólo le sobra lo más importante: es un muñeco.

Es cierto que en algunas ocasiones estos bebé reborn se usan como terapia en personas con algún tipo de problema, como en aquellas mujeres que no pueden tener hijos y su obsesión llega a un punto en el que su mente se desequilibra, o en algunos otros casos donde este tipo de muñecos pueda aliviar situaciones complicadas actuando de bálsamo para el espíritu, pero son los menos. Estos muñecos se crearon fundamentalmente para coleccionistas, para personas que quieren y pueden pagar un elevado precio por un capricho. Sun juguetes elevados a la categoría de arte, muñecos hiperreales... como un cuadro de Antonio López... No olvidemos que el precio de estos muñecos es elevadísimo, pudiendo alcanzar los 2.000 euros o más. Son un producto de lujo no apto para todos los bolsillos. Personalmente me parece mucho más loco coleccionar Ferraris, pero en lo caprichoso o loco de los coleccionistas no me voy a meter. Y tampoco me voy a meter en los gustos de cada quien. Cerillas, llaveros, biblias, muñecas rusas, maquetas, zapatos, caballos o ex-maridos... cada quién es cada cual.

Juan ha sido creado con todo el cuidado y mimo del mundo, ha nacido en una fábrica, es un muñeco que podría confundirse con un bebé real, pero no lo es, es un muñeco y como tal cumple a la perfección la función para la que fue pensado: hacer feliz a alguien. En este caso a Marina, que lo compró, le puso un nombre, lo cuida y está feliz a su lado. Y a Aritz, que le ayudó como un "padrazo" a cambiarle los pañales y le acunó en el confesionario.

Está loca Marina por llamar Juan a su muñeco?
Está loca por cuidarle?
Aritz sabe que es un muñeco y Marina no?
Es más cuerdo Vera por querer tirar el reborn a la basura?.

PK Grosella


25 de septiembre de 2015

EL IMPERIO DE LOS SENTIDOS

    El secreto de la noche fue que uno de los concursantes sabía más de Gran Hermano que la propia Mercedes Milá. Acabáramos. O muy poco debe saber ese concursante realmente de Gran Hermano o el asunto de este año va de milongas en vez de secretitos. No hay que ser muy ducho en la materia para saber más que Mercedes Milá del propio programa que ella misma representa, quizás no digo el amor que le pueda profesar, lógico siendo su suculento sustento y su plataforma para mantenerse de actualidad, sino que para saber de Gran Hermano hace falta un poco más que ese gusto que se le coge dejarte llevar por la sinergia de lo estrictamente obligatorio. Estaría bueno que al presentador de un programa no le gustase un poquito solo su propio programa.

   Eso es una cosa, y otra cosa es otra cosa. Cada vez que Mercedes Milá anuncia eso de “La audiencia ha decidido... “ muere un gatito, o muere o empieza a hacer rechinar sus dientes y tirarse de los pelos. Anoche quiso ridiculizar a Mayte en la entrevista y darnos de paso algunas clases de esa moral tan exquisita con que seguramente a ella la educaron, pero no coló, Mayte se la comió con patatas, tanto que hacía mucho tiempo que no veía a la presentadora quedarse sin palabras ante algunas de las respuestas de la navarra, quiso, lo intentó, le apuraban por el pinganillo que siguiese... la gente, la audiencia estaba de su parte, y ella demostró mucha más elegancia y me cuesta decir esto que mil Milás juntas anoche entrevistándola o intentando justificar el despropósito de su expulsión. Sí, mi querida Mercedes, un padre o una madre, sí que puede ser amigo o amiga de sus hijos, incluso amigos íntimos como muy bien te dijo anoche Mayte, pero no te preocupes, que nunca te acostarás sin haber aprendido algo en la vida.

   De la fantochada de la gala casi ni me apetece hablar sin caer en la tentación de hacer un día más el más absoluto de los ridículos relatando por enésima vez un guión que ya casi amarillea de lo trillado que está. El argumento era único, echar a la soldado Mayte, por lo civil o por lo criminal, no sé a qué vino eso de que había cruzado las lineas rojas y estaba amenazada con expulsión disciplinaria... ¿Por ser como es? ¿Por recibir el apoyo de la audiencia? ¿Por romperos los esquemas? Mejor no indagamos, porque si no a más de uno se le tendría que caer la cara de vergüenza después de tanto despropósito. Se consumó el asesinato, con premeditación, alevosía y nocturnidad, para eso ya nos estuvieron amenizando la gala con vídeos rebuscados de Mayte haciendo lo que ha hecho desde el minuto uno y que tanto gustó a la audiencia, pero acompañados de soeces comentarios y subtítulos torticeros y retorcidos, pero lo peor aún es que los teléfonos seguían abiertos para todos aquellos que aún creyesen en una limpieza o en una justicia que decididamente están vetados en este nuestro programa favorito. Ni un sólo vídeo de Raquel, oigan. ¿Raquel? ¿Quién era Raquel? En ese momento.

   Entiendo que todo proceso conlleva sus riesgos, lo dije y lo vuelvo a decir, lo que queráis pero que no sigan llamándonos idiotas todos los días, el arte birlibirloque ese que se han sacado de la chistera, ojo que no es la primera vez que lo hacen, de rebajar treinta puntos, para igualar unos porcentajes, para luego subir unas décimas a uno, darle la vuelta en unos minutos y subir otras décimas a otro para que parezca que la lucha está al rojo vivo, para definitivamente, alejar a uno dos o tres puntos y al final... et voilá!!! es lo más rastrero y chusquero que se está viviendo últimamente en la televisión. Decirnos en la cara, votad, votad malditos que para chulo chulo mi pirulo, frase granhermanística donde las haya, era la pegatina que figuraba desde el pasado domingo, pero no queda la cosa ahí, el proceso semanal ha tenido varias fases...

    La cosa está bastante mal en todos los sentidos. La productora por un lado y la cadena por otro, sólo conduce a un camino, el hundimiento de la nave. Tontos serían, pensaba el iluso de moi, si echan a Mayte, es como si se pegaran irremediablemente un disparo en el pie, inicio fulgurante, audiencias perfectas, seguimiento impecable, no lo harán, no serán capaces, serían tontos si lo hicieran. Qué iluso. Me consta que hasta última hora la productora lo ha estado intentado evitar, sabedores como saben que se dirigirían al precipicio, pero amigo, donde manda patrón no manda marinero. Las órdenes en T5 sólo se acatan sin rechistar. El resto es añadido, sobra todo, teniendo en cuenta que el mayor estafador de la Europa moderna es el patrón de la multinacional de la comunicación, juzgado y sentenciado, pero esto es España, y aquí, o se acatan las órdenes o te vas al paro. Es así de sencillo. Luego, los cuentos de caperucita para quien crea en ellos, algunos estamos ya muy mayores para seguir alimentándonos de cuentos. No hay problema, si no funciona, a otra cosa mariposa, ¿verdad Jorge Javier?.

    Es burdo ver el intento de convencernos, le saltan las costuras por todos lados, el mar sigue, ladran luego cabalgamos querido Sancho, el punto de indignación sólo es pasajero y seguro que en cuarenta y ocho horas todo se habrá olvidado, máxime si dejamos entrever una posible repesca, pitas, pitas... como las gallinas, nos dan de comer todos los días, nos engañan para terminar al final en la sartén. De pena, leer cosas como se leen. Pero no importa, esta semana echamos a Yvi por mor y gracia de las carpeteras resucitadas y entretenemos al personal con una bonita historia de amor.

    Las líneas rojas están para cumplirlas, o saltárselas, Mayte según nos dijeron anoche las había traspasado, pero no se confundan, no eran los consejos que le daba a su hija, o las actuaciones de loca pirada que veíamos en el jardín, o su soez vocabulario, no, eso no era lo importante, la línea roja, bien nos lo remarcaron anoche con hasta cuatro repeticiones, era una frase sin intencionalidad ninguna y hecha desde un impulso cualquiera, pero dirigida a la persona equivocada, a Marta. “tu padre te paga mil cuatrocientos euros todos los meses...”. Eso si que no, podemos tolerarlo todo, pero a mi gente ni se le toca. Decían cuando salió sorprendida, ¿sorprendida? En aquella rueda de prensa donde fue seleccionada, perdóname papá, que entrañables palabras para una hija hacia su padre. Todo calculado. No es para menos, en este país renta ser la seguidora número uno de Belén Esteban o la pelota oficial de Paolo Vasile y defensora de la cadena para que te adjudiquen un contrato, lo del periodismo, la rueda de prensa, las acusaciones de topo, sólo es secundario.

   Echo de menos algunos videos de la mayor instigadora y metemierdas de la edición, de la tapada y escurridiza, de la chivata sin secretos que hoy pone cara de tonta para mañana cantarte las cuarenta, el papel le viene fino cuando algún familiar, padre o enchufe tiene hilo directo, nadie se enterará, pero decirle mantenida o vivalavírgen en pleno directo ni hablar, hasta ahí podríamos llegar, lo único que faltaba ahora es que una loca de la vida usurpe el papel protagonista de alguien a quien realmente le pertenece. Esta es la España del siglo XXI, los transgresores se van a la puta calle con mil argumentos, a los enchufados y a los pelotas sólo les basta una llamada. ¿Verdad Martita?.

   El resto es coser y cantar, echar a Mayte a los leones no es nuevo, tuvimos ejemplos, Aida Nízar también fue la elegida por Dios para abandonar la casa la primera cuando se sospechó que el PP podría verse salpicado con alguna salida de neura, a Argi la defenestraron tirándola a los caballos por un comentario desafortunado y la presión de alguna insinuante llamada, Mayte no iba a ser menos, total, sólo es una pobre conductora de autobuses, ahora le regalamos cuatro platós, le damos un poco de carrete a su hija, y aquí paz y después gloria....

   El imperio de los sentidos sólo fue una película transgresora, elevó el erotismo y los tabús que escandalizaban la época al estamento de normalidad, no pudo ser proyectada en los cines convencionales hasta bien pasada la mitad de la década de los ochenta, yo tuve la suerte de verla a principios en unos cines universitarios independientes y casi de estraperlo, era una bocanada de aire fresco, de libertad de los sentidos donde aquello que era absolutamente normal se había criminalizado, el sexo, no podría interponerse ante la buena educación y las buenas costumbres...

Hasta ahí podríamos llegar...

24 de septiembre de 2015

MAYTE, RAQUEL O SOFÍA... Y SUSO.


    El odio y la inquina que Mayte siente hacia Raquel es directamente proporcional al que ésta siente hacia Mayte. Simplemente no se soportan, se tienen mutuamente atravesadas y cualquier atisbo de acción sea del tipo que sea de cualquiera de las dos hace enseguida saltar las alarmas de la otra. Se vigilan, se persiguen, chocan y se evitan al mismo tiempo. Su permanencia en el concurso hasta ahora ha sido el único bálsamo que las ha recluido en la ignorancia, simplemente han desaparecido de la órbita de la casa, como si se hubiesen transmutado en la más profunda invisibilidad. Después de saberse los porcentajes, Mayte resucitó y volvió a mostrarse al público, Raquel sin embargo ha preferido ocultarse y mantenerse en silencio hasta ver lo que ocurre, sencillamente se ha quitado del medio. Seguramente ambas son conscientes de sus errores y no quieran ahondar más en ellos como medida de precaución ante la expulsión de esta noche.

  Es un difícil dilema que ninguno de nosotros creo que sería capaz de apostar o decantarse hacia ninguna de ellas, las espadas están en todo lo alto y cualquier cosa podría suceder. Mal para el programa que cualquiera de las dos abandonen ya la casa, son tan nocivas para la convivencia como necesarias para el concurso, dos bombas permanentemente a punto de estallar sólo hace que toda la casa permanezca siempre en alerta y no se duerman, antagonistas de lo correcto, una por defecto otra por exceso. Una verdadera pena. Sus errores son interminables, su ignorancia para el concurso, supina, la bilis que acarrean en cualquier acción que realicen son como un maná caído del cielo para lo acostumbrados que estábamos a soportar cualquier medianía y tragarnos cualquier comistrajo.

   Sofía es un daño colateral de las huracanadas de su madre. Se ha visto arrastrada por el temporal. Visto desde cualquier prisma objetivo es de todas la más prescindible pero las costumbres nos han hecho prisioneros de una filosofía acomodada, fácil y simplona, es un diamante en bruto para la cadena, edredoning, sexo, carpeta, peleas y reconciliaciones, una gata en celo de las que gustan en la planta noble de Fuencarral. Es otra historia. No apuesto, lo que salga esta noche será malo para nosotros y dirimirá el rumbo a seguir, habrá sido el azar o habrá sido la velocidad con que todo ha comenzado que ni siquiera nos ha dado tiempo a pensar. Es lo que hay.

    Mayte y sus cosas o sus ataques esporádicos. Un drama por una supuesta mentira que él mismo se inventó, una pequeña discusión por el tipo de pasta a comer, la compra y la reconciliación de Sofía con Suso... esa es la débil crónica del día antes de... mañana seguro que será otra historia. Me da mucha pereza ahondar en las casualidades de la reconciliación, en realidad me dan mucha pereza los dos, tanto juntos como separados, pero el morbo es lo que tiene y los movimientos de debajo de las mantas se ve que cotizan al alza en algunos despachos de la cadena. Mientras las otras se resisten, aquí tenemos un anticipo. No sé porqué, pero me da que al final todos moriremos en el intento y no habrá sido sino un falso espejismo el hecho de vivir una edición sin carpeta de ningún tipo. Las expectativas iniciales o nuestro gozo en un pozo, de ahí la resistencia a la expulsión de esta noche.

   Lo de Suso clama al cielo, una persona que unas horas antes desprecia a una compañera y reniega de ella como de la peste, por arte de birlibirloque acaba en la cama con ella y haciendo extraños jueguecitos manuales. No será porque no llevaba la pegatina en la frente, el mero hecho de hacerse llamar así ya debería estar penalizado, si a eso añadimos las perlas diarias con que nos ameniza cada día y lo encantado que está siempre de haberse conocido, no debería extraerme más de dos renglones en hablar de él, pero es tal la necesidad de que se vayan cayendo caretas que hasta uno se conmueve y se alinea al esfuerzo de colaborar con la causa. Una vez conocido el secreto descubierto se atrinchera en los enemigos de Mayte y hace causa común contra ella y su hija, recibiendo los parabienes de aquellos con quien comparte causa, una vez conocidos los porcentajes y ver la casa sumida en un mar de dudas, no duda en alinearse con madre e hija. Ya tiene a toda la casa en el bote, se atrevería a pensar. Eso mismo hizo Raquel la semana pasada y le salió el tiro por la culata, hoy está nominada y con muchas posibilidades de salir.
 
   Ayer Ivy formó un drama porque Suso le insinuó que ella iba diciendo por ahí que lo iba a nominar, ella lo desmintió y al parecer nadie había dicho eso, a la cuenta solo fue una invención suya para tantearla y disipar algunas dudas, la confusión que se creó fue tal que todos terminaron dudando de todos. Suso en el centro del huracán. No me extrañaría nada que la jugada le saliese como le salió a Raquel y algunos se acuerden de la maniobra y dejen de lado la buena campaña hacia sí mismo que ha estado haciendo hasta ahora. La casa es un nido de traidores, de hipócritas y de falsos y egoistas que solo piensan en sí mismos, si las marujas sobrevuelan y ahí nadie hace la guerra por su cuenta, nadie se creerá nada de nadie, esa era la principal premisa de los secretos y por lo visto está funcionando. La desconfianza nos llegará en forma de sorpresas y la venganza aunque algunos se nos quieran pasar por tontos está al orden del día, ahí no se perdona una, y Suso, me temo que lo va a terminar por pagar.

    El problema es que el catálogo es muy rico, y aunque algunos intenten disimular su bajo nivel, siempre seguirán habiendo prioridades con la excusa que todos sabemos de no terminar de pillarle el punto. ¿Verdad Muti?. Los deshechos de la expulsión siempre son un atractivo fácil para una cómoda nominación, recurrente y sin necesidad de mojarse demasiado.

Esta noche lo veremos todo.

23 de septiembre de 2015

NUNCA EL TIEMPO ES PERDIDO...


     La casa se ha convertido últimamente en un corral de gallinas donde todos cacarean al mismo tiempo, una mesa camilla de marujas cotillón donde el orden del día consiste en criticar a quien sea y por las razones que sean. No hay momento del día que conecte el veinticuatro en que no se está diseñando algún traje a medida, por parte de quien sea, no voy a personalizar una cosa que es común en todos. Y esto me da miedo. Mucho miedo. A lo que vamos, día dual, mañana sin pena ni gloria donde Mayte seguía con su voluntario retiro introspectivo a falta de noticias, su silencio a veces se hace desesperante, sin noticias suyas en la casa ésta no es la misma salvo lo que insinué en los primeros párrafos. 

   Por la noche todo cambió a raíz de recibir los porcentajes en directo. Mayte se vino arriba y el miedo y la duda que intuía se vieron gratamente sorprendidos hasta por ella misma. Le costó reaccionar, apenas dos o tres minutos, pero cuando lo hizo la casa cambió por completo. El corral pasó a ser territorio comanche donde ella misma se encargó de todo, encender las luces, subir la escalera y tender la ropa al mismo tiempo. Las cámaras sonrieron de nuevo ante la mirada perpleja de los concursantes que una vez más no entendían nada. Cortitos que son algunos.

   Mayte en estado puro. A base de incongruencias dialécticas, de espectáculo de locura volvió a las andadas y la casa detrás de ella, a remolque. Lo de la fiesta colegial con chuches se quedó en mera anécdota arrasada por el huracán que unos minutos antes les había roto a más de uno los esquemas. El resto, hoy por hoy, es secundario. Las tontadas cada vez más inoportunas de Suso, el mosqueo de Nied ante la enésima barrabasada pastelosa de un Vera perdido en su mundo paralelo de novelas Corin Tellado, el pseudodrama perenne de Raquel o las luchas de Han contra él mismo y sus circunstancias llevan camino de perpetuarse en simple condimento ante lo que verdaderamente nos importa a la audiencia.

    Un última hora de tres horas de duración, a dos días de un debate de cuatro horas y a tres días de una gala de otras cuatro horas no pueden sino repetir aquello que todos ya sabemos y vivimos en el más completo de los directos. Para excusa vale cualquier cosa, es tiempo y volver a hablar de lo mismo. Presiento una sobreexplotación del programa, un daño innecesario si lo único que tenemos que aguantar es la opinión de unos en teoría expertos que ni saben de lo que hablan ni están bien informados. Opinadores sin recursos que lo único que hacen es chupar cámara y dejar chorradas sin sentido. Todo esto conlleva una desidia y una apatía hacia el formato, la comercialización y el envenenamiento de un recurso mal planificado resta más que aporta.

    La excusa anoche era facilitarles los porcentajes ciegos a los concursantes y dar la resolución de la prueba semanal en directo. Para ello, y después de habernos señalado el domingo en el debate apenas dos días antes, una diferencia de casi treinta puntos entre el primero y el segundo, se sacaron nada más empezar de la chistera unas diferencias mínimas que por arte de magia y mor de la televisión se pasaron en cuestión de minutos a un empate a cuarenta y cinco justo en el momento de conectar con la casa. Las matemáticas a veces es que suelen ser muy caprichosas y dan como resultado todas estas cosas tan inverosímiles. El empate era necesario, urgía para que Mayte no hubiese planteado ya su carta de dimisión al programa y se cerrase capítulo antes de tiempo y de manera precipitada. Reactivar la convivencia, estimular a la audiencia que sospechaba desde hacía días el destino fatal que le esperaba a la navarra o simplemente hacer detonar uno de sus más preciados recursos, la resurrección de Mayte. Tres en uno, como el aceite para engrasar algo que no funciona o chirría mucho.

     Desde un primer momento tuve la sospecha de que irremediablemente se iría Mayte el jueves a la calle. Estoy dudando viendo los últimos movimientos por parte de la productora. Ya soy bastante mayor para creer en los Reyes Magos y en vuelcos o sorpassos amenizados con jamones o apartamentos en Torrevieja. Dudo, si. No tengo más remedio si no quiero verme abocado a la tertulia diaria de la mesa camilla que describía al principio. Ninguna de las tres me sobra, pero si acaso prescindiría de Sofía por el corto recorrido que le intuyo, las otras me valen para lo mio.

     Por experiencia sé que todos estos movimientos curvilíneos que suceden entre bastidores y que por desgracia se intuyen en el ambiente como esa regla no escrita que siempre sobrevuela Gran Hermano, me hacen venirme arriba y creer por segundos en una justicia inexistente, es engordar para morir, más allá de cualquier escarmiento televisivo se hace necesaria una dulce derrota que nos permita lamentar el poco trecho que separa el seguir del marcharse, casi lo conseguimos, hemos estado a punto, podemos.... etc. etc. para al final haber sido asesinados en el mero intento. Insisto en que ya soy mayor para especulaciones, y menos para hacerme creer que en realidad soy imbécil, perdón, somos imbéciles.

    Entre el deseo y lo necesario, entre lo justo o lo politicamente incorrecto siempre existirá la tercera via, esa que es utilizada por quien corresponda para sus propios intereses o salvaguardar el buen nombre de la cadena, en realidad Gran Hermano solo es un anzuelo en el que picar. Los porcentajes han cambiado, se le ha dado la vuelta a una situación ficticia que ni existió, ni existe ni existirá, sólo son números en una pantalla que se regulan con cualquier teclado de ordenador. Lo otro, la ilusión de la gente, los euros que muchos espectadores se siguen gastando por algo en lo que creen, ya si eso, lo debatimos en otra plataforma, no ha lugar, ni es el sitio ni el momento. Ahora toca poner toda la carne en el asador, apretarse, motivarse para salvar al que creemos no debería salir. Si, estamos narcotizados como en aquel 1984 de George Orwell donde vemos, oimos y callamos. Pero por favor, que no nos traten de imbéciles.

    Así que no sé, si se irá Mayte, se irá Raquel o se irá Sofía. Qué más da. El engranaje es tan perfecto que el mero pensamiento nos causa dolor y nos llena de mala milk. Acordaros, las tres se hacen necesarias, pero unas más que otras, las dulces derrotas solo sirven de acicate para la próxima, lo malo es que el tiempo o las ocasiones perdidas esas ya no se vuelven a recuperar.

Y ellos lo saben.

22 de septiembre de 2015

VIDAS PARALELAS


    Interesante el debate suscitado ayer tarde en el blog sobre la relación entre Han y Aritz. La jornada de ayer estuvo protagonizada por ese mal endémico en la casa de Guadalix que es el de amores. Salvando las distancias con esos vaivenes estratégicos de cambio de posicionamiento entre algunos de los concursantes, las pseudocarpetas en ciernes fueron la comidilla de la jornada, y más que en ciernes, en ciernes y en punto final, aunque mucho me temo que este bucle no ha hecho sino empezar. Los bandazos de Quique, Marina, Marta, Han etc. los dejaremos para otra ocasión en que podamos discernir con más claridad sus estrategias, en este momento creo que ni ellos lo tienen claro, sólo son amagos de lo que podría ocurrir, eso sí, con Raquel como centro neurálgico sobre el que circulan todos los argumentos.

   Como vidas paralelas lo he titulado aunque soy consciente que cualquier parecido con la realidad es una puta coincidencia. Las relaciones entre Han y Aritz, y entre Sofía y Suso, por llamarlo de alguna manera, como decía antes, se convertían ayer en el centro de todas nuestras discusiones. Todos los argumentos me parecieron válidos e independientemente de la posible o no pansexualidad de Aritz el hecho es que ayer decidieron hablar y dejar sobre el tapete las cosas más o menos claras. Es evidente que la actitud de Han con Aritz a éste, aunque pareciese, y remarco esta palabra porque me parece definitiva, aunque pareciese lo contrario le incomodaba.

   No voy a negar acordarme de Yolanda, la manchega de la edición anterior, en su estrategia lapa aunque yo mismo lo taché en su día de acoso (persecución con peticiones molestas e insistentes) sobre el comportamiento que desde que le dejaron expresarse en castellano a Han ha mantenido sobre Aritz. El quid es que las pretensiones de Han han sido bastante cristalinas desde un primer momento y en la respuesta de Aritz sobre esas intenciones es donde deberíamos buscar el principio de discusión.

    La posibilidad de que la actitud de Han pudiera entenderse de distinto modo o de que admitiera distintas interpretaciones es lo que ha provocado en éste toda la confusión. La actitud de Aritz ha ayudado mucho al respecto al no ser tan claro en sus intenciones como las del chino. Aritz ha sido ambiguo porque la ocasión lo requería, ya sé, que ese fue el foco de discusión ayer y cada uno lo hubiésemos resuelto de distinta manera, pero yo soy yo y cada uno es como es, el tema es como es Aritz y lo que no podremos nunca recriminarle es que sea como es. Lo que unos vemos como afecto, cariño o sensibilidad simplemente, otros lo ven como unas simples ganas de tema o de algo más, del inicio por ejemplo de algún tipo de relación.

   Según se desprendió ayer y algunos veníamos observando la confusión viene desde el momento en que los objetivos para ambos son distintos y la comunicación nula o mal interpretada. Si Aritz viendo los acontecimientos decide decirle a Han que el hecho de mostrarle su cariño y su afecto no significa que quiera tener algo con él, hasta en tres veces y abiertamente y éste sin embargo sencillamente no se lo cree el problema no es de Aritz, es de Han. Para el chino las palabras no se correspondían con los gestos y eso le llevó a confundirse. Aritz fue claro, pero quizás no lo suficiente, quizás se tenía que haber dado cuenta al mismo tiempo que a Han le ocurría justo lo mismo que le estaba ocurriendo a él con Han, que le decía que lo entendía pero en su comportamiento le demostraba que no lo había entendido en realidad. Falta de entendimiento, confusión de sentimientos, falló la comunicación o quizás el interés de ambos o de alguno en particular de que eso no se aclarase lo suficiente y se dejara estar para ver lo que ocurría.

    Y ocurrió. Aritz se empezó a sentir agobiado y se lo dijo una vez más. Han no lo quiso entender, o sí lo entendió pero se resistió a dar su brazo a torcer. En realidad los entiendo a los dos, los dos tienen la culpa del malentendido porque ambos no han querido dejar claro lo suficientemente desde un principio sus intenciones. Tampoco se puede culpar a ninguno por ser como es, es indudable que Han es más impulsivo, más directo y Aritz es más pausado y reflexivo. Quizás su propio carácter les haya jugado una mala pasada a ambos.

   Curiosamente el despecho sentido por Han en la tarde de ayer le acercó a la otra despechada de la casa, Sofía, que llevaba sufriendo en sus carnes desde hace unos días el desprecio y la animadversión de Suso. Las relaciones no se pueden comparar ni tienen nada en común, lo de Sofía con Suso fue un capricho en sus inicios para pasar a ser a medida que avanzaba el desaire de éste a convertirse en una obsesión, una cuestión de gónadas. Ella misma lo ha insinuado, nadie le había rechazado nunca y cuánto más le rechaza Suso más se está colando por él. Cosas de Freud, supongo.

   Mientras Suso desde un primer momento, y aún sigue, reconoció que lo único que siente por Sofía son las ganas de echar un polvo y olvidarse, a ésta si bien en un principio habría aceptado barco como animal de compañía, después se ha ido convirtiendo, a medida que iba siendo rechazada en un mal de amores hasta el punto de estar pasándolo realmente mal. Un mal de juventud, supongo, que le hace encabronarse con aquello imposible que nos tortura y nos satisface al mismo tiempo, sé que al final serás mio, podría pensar alejándose poco a poco de esa realidad que le produce dolor y no quiere aceptar. Imaginación o fantasía. La cuestión es que sigue encadenada a ese capricho de juventud, creyendo que en realidad hay algo más...

21 de septiembre de 2015

NO HAY COLOR...


     La ninfómana, el guaperas encantado de conocerse a sí mismo, la típica loca de siempre, el pagafantas que siempre se declara apelando al “tu vales mucho como persona”, la inquisidora miedosa, el obervador silencioso, la métomeentodo, la tontita pija que no sabe hacer una o con un canuto, el dulce gay, el ambiguo solitario, el novato que va de listillo sabelotodo y guay, la pareja perfecta que no se pueden ni mirar, la extraña pasajera que jamás ha roto un plato en su vida pero que es mona, la aquiestoyyo para lo que haga falta y la cani que va de intelectual. ¿Alguien da más?. Ahora metámoslos a todos en una casa y agitémosla un poco, tampoco hace falta mucho. Entre ellos una detonadora encargada de la munición que reparte ínfulas a diestro y siniestro.

   El resultado es una comedia de enredo al más puro estilo almodovariano con sus entremeses puntuales y a discreción, no importa la hora ni el momento. En este GH deberemos hacer guardia si queremos vivirlo como se merece, no hay día sin susto o sin movida, algunas esperpénticas al más puro estilo valleinclanesco. Cuando no es uno, aparece la otra, los secundarios son iguales de frikis que los principales, en solitario o en rebaño, no importa, la velocidad a que se nos invita vivir no nos da tregua alguna, o drama o esperpento, o comedia o suspense, también da igual, nos estamos malacostumbrando a todo.

   Imagino que se notará muy mucho que no tengo ni idea de por donde a empezar, y como algunos ya me vais conociendo pues no os resultará difícil pensar que me da una pereza horrible volver a repetir todo eso que cada uno de nosotros estamos viviendo en cada momento, estamos leyendo por aquí o por allá, nos están repitiendo hasta la saciedad o simplemente degustamos por cualquier medio. Gran Hermano ya no es lo que era, ahora es inmediato, si te despistas un solo segundo te puedes perder lo mejor, hace mucho tiempo que se acabaron los sólo resúmenes y las galas, ahora estos ya nos llegan anticuados, en los debates ya no saben lo que hacer para hilar algo que para nosotros ya es pleistoceno y que parezca actualidad. Nada, el que quiera saber de esta edición que se deje todo lo que esté haciendo y se pegue al veinticuatro, incluso cuando duermen hasta los ronquidos parecen armoniosos, nunca me había pasado estar esperando a que la gente se levantara de la cama para ver que humor tiene la loca de turno o si habrá respuesta a la última faena del díscolo guaperas que anda más perdido que unas croquetas de jamón en un pendrive.

   Es igual, al final arrancada de caballo parada de burro viejo, el jueves daremos el primer paso para la debacle que nos ha llegado impuesta, seguramente los guionistas confíen mucho en el mercado que tienen expuesto, yo no tanto. Ahora todo funciona y gira alrededor de un monotema común, Mayte, mañana nos tendremos que apretar los ojos para ver el cambio. No es que sean malos, es que si en algo tiene razón es en que son un auténtico rebaño. Los secretos los mantienen a flote pero ni son ni somos tan niños. O esto se para, se frena y se reconduce o explotará por alguna parte y rememoraremos antiguas ediciones en la peor de las desidias, no me apetece en absoluto estar viendo al plasta de Vera babear por los rincones, a la maruja de Raquel llorar por los idem o al mononeural de Suso reirse con esa carcajada tonta cada vez que dice alguna de sus tontadas. Me niego.

   Contra Mayte vivíamos mejor, verdad donde las haya que lamentaremos, es la pila alcalina que mueve todo el entramado, sin ella no sería lo mismo y como decía Julito, lo sabéis. Ni sofis, ni susos, ni hanlocas, ni kanes siesos... es la única aunque esté de bajón y desaparecida, lo demás son fuegos artificiales. Y ahora si, ya podemos empezar a escribir de ella, a criticar sus salidas de tono o sus locuras, la última que haya dicho o hecho, lo desagradable que puede llegar a ser o la última vulgaridad de su repertorio. No pienso defenderla. Está todo escrito y el que quiera saber que se asome al veinticuatro. Para lo demás, mastercard.

   No busquéis juego donde no lo hay o tramas donde sólo existen amagos, no busquéis protagonismo en llorones de medio kilo o maripositas en el estómago, vivimos en una ficción guionizada donde hasta para echar espuma de afeitar mientras duerme debemos de pedir permiso al súper y luego ir a lamentarnos por lo que hemos hecho. Un atajo de niñatos en rebaño que se protegen unos a otros para no salirse del tiesto, una manada de hipócritas edulcorados que se creen el ombligo del mundo empezando a jugar, aprendiendo a jugar a Gran Hermano. Aficionadillos de la vida a quien las cámaras los están sobrevalorando, aprendices de nada que creen saberlo todo.

No hay color.

18 de septiembre de 2015

LA GALA DE LOS SECRETITOS


   Gala entretenida aunque un poco accidentada gracias a la prórroga de la selección de basket que nos metió en la final europea. Demasiadas cosas, demasiado contenido y demasiados secretos para que a última hora encima y justo una hora antes de empezar la gala se produjera el incidente entre Ivy y Mayte, incidente especialmente grave que ha pasado de puntillas donde las retorcidas lenguas aseguran que aparte del insulto de Ivy hacia Mayte hubo algo más que palabras. Y ahí lo dejo hasta posterior confirmación. Si se confirmase lo que se comenta es motivo de expulsión directa, pero insisto por ahora solo es un rumor. Los guionistas de la gala se vieron desbordados por los acontecimientos y anoche se ganaron el sueldo para como salió al final la cosa. Improvisación en su primera parte, que para mi fue la más divertida y lentitud en su segunda parte con unas nominaciones sin emoción pero que nos mantuvo expectantes ante quien sería el tercer concursante en discordia que acompañase a Mayte y Sofía.

   Los dos secretos más importantes fueron desvelados anoche como era previsible, el resto se mantienen intactos a los que habría que añadir unos nuevos que no hay por donde cogerlos, está claro que la temática se está desvirtuando sobre la marcha aunque se pretenda jugar con el argumento, digamos que la edición de los secretos ha pasado a ser la edición de los secretitos, quieren juego y juegan, nos quedamos con las ganas de saber uno de los secretos más demandados como se nos había anunciado, el de Carolina y Enrique. La frase enigmática me temo que esconde poco secreto, si acaso el de quien será su autor, y aunque hay disparidad de opiniones todo apunta a una Carolina que aparte de jinete es medium en sus tiempos libres, incluso en su video de presentación insinuó ya algo sobre que le daba miedo la oscuridad. No me extrañaría nada que la medalla que colgó Sabrina en el juego de la inmunidad tuviese algo que ver con algunos de los campeonatos hípicos ganados por la catalana. El tiempo y las circunstancias hizo que la gala fuese contrareloj y que se tuvieran que ir ajustando cosas, Carolina quedará para otro momento.

   La tercera en discordia resultó ser Raquel, la instigadora la noche anterior de la nominación de Suso bebió al final de su propia medicina y es que no se puede estar en misa y repicando. Si planeas la nominación de un concursante y a la mañana siguiente te unes al grupo de ese concursante lo normal es que aquellos a quien les has pedido que le nominen y no te nominen a ti terminen recelando. Eso fue lo que pasó, El miedo a las nominaciones es lo que tiene, que se te ven demasiado las costuras. Lo de Mayte estaba cantado al igual que lo de Sofía, arrastrada ésta por el sunami de su propia madre y la confusión que se vive en lo que llevamos de edición donde los recelos y las desconfianzas hacen que muchas cosas se hagan más que evidentes.

   Otra cosa distinta será la expulsión. Y aquí habría que hilar muy fino en base a un sinfín de especulaciones, a priori es Mayte en condiciones normales quien tendría todas las papeletas para salir, pero al ritmo que lleva la edición yo no descartaría ninguna sorpresa. Hablé el otro día del cambio radical que habría dado la organización fomentando más la confusión y el caos y huyendo por primera vez en mucho tiempo del carpeterismo y el buenrollismo. Si años atrás muchos renegábamos del cariz en que había desembocado Gran Hermano, ahora bien pudieran ser las carpeteras y buenrollistas las que se alcen en contra del rumbo elegido y se encuentren en fase de búsqueda de su propio sitio en la presente edición. Los mimbres no eran muy propicios, pero poco a poco se va asentando la idea de su propio “restableciment” y volver a ocupar su sitio en el concurso, para ello han adoptado a Niedzela como alma mater y han elegido a Suso como “partenaire” lo que podría ocasionar la salida el jueves de Sofía para proteger a su “supuesta” pareja elegida.
 
     Es una de las múltiples especulaciones con las que Mayte tendrá que luchar para salir indemne, la sensación que tengo y múltiples voces que piensan lo mismo hacen no deseable aún la salida de la navarra. Otros datos apuntan a Raquel, pienso que la cosa va a estar bastante igualada y podremos extraer conclusiones definitivas de por donde va a discurrir la edición la próxima semana.  No obstante, me guardo en la recámara un posible empeoramiento de la convivencia que hiciera extremar la actitud de Mayte y tuviésemos unos resultados imprevisibles. Esta edición está muy loca.

   El ritmo al que están siendo sometidos los concursantes está siendo vertiginoso, la inyección de tensión por parte de la organización puede resultar arriesgada y habrá que atemperar el ambiente que hasta ahora se ha mostrado demasiado al límite, la audiencia está sobrepasada y desconcertada al igual que ellos y el devenir se muestra imprevisible. Los concursantes son una auténtica bomba de relojería con un detonador en casa que un día si y otro también está amenazando con estallar en cualquier momento. Lo de los secretos es anecdótico comparado con las personalidades intrigantes con que nos hemos encontrado. No pongo la mano en el fuego por nadie, las apariencias pueden estar resultando evidentes pero yo no descartaría ninguna sorpresa de quien menos imaginamos. Hasta ahora solo hemos conocido tensión, pero puede en cualquier momento aparecer el hambre o el sueño, las nominaciones empezaron anoche y el pistoletazo de salida acaba de darse.

Y sólo llevamos cinco días.